Etiquetas

, , ,

Debo reconocer que estaba muy entusiasmado con la propuesta de #nolesvotes. Pero a medida que fui leyendo las críticas en Internet me di cuenta que no puede llegar a ningún sitio. Al final me convencieron que esto que dicen surgió como un movimiento social descentralizado no es más que una gran chapuza, o un movimiento con intereses ocultos.

A continuación os presento los argumentos que leí por Internet en contra de #nolesvotes resumidos en 14 puntos. A todos ellos lo leí de una u otra forma en tweets, blogs y foros. Disculpad que no haya citado bien, o que al parafrasear haya distorsionado los argumentos originales. Tened en cuenta que estoy decepcionado y triste, usad vuestra empatía leyendo detenidamente e intentando descifrar lo que en el fondo quería decir.

Muchas gracias y mil disculpas. Recuerda, tu decisión es importante.

1. No deberían haberlo hecho ahora y por la ley Sinde habiendo tantas otras razones

Sí, hay muchos problemas graves y tienen razón. Yo pensaba que esto del escepticismo universal era una excusa para no hacer nunca nada, pero ahora veo tienen razón. Los problemas deben ser atacados globalmente, de una sólo vez, y por las mismas personas. De otra forma fracasa, lo demuestra la historia. Como también demuestra que todas las rebeliones y movimientos  exitosos surgieron con este planteamiento global de solucionar todo de una vez.

Deberíamos haber hecho algo cuando se llegó al parado número 4.000.000, no mejor 3.567.987, mejor aún al parado 2.500.001. ¡Qué diablos! Nunca debió permitirse más de 69 parados. Pido disculpas. Debíamos haber dejado nuestras cosas y darnos cuenta que los sindicatos no están para eso, ni saben, ni tienen más información que nosotros.

También debimos haber encarado un movimiento así apenas empezó Internet en España, cuando teníamos Infovía. Estaba claro que íbamos hacia una tendencia neoliberal desde aquellos tiempos. De hecho todos los sesudos economistas ya no los venían advirtiendo que se produciría la gran crisis de setiembre del 2008. Y lo siguieron advirtiendo en blogs y Twitter. Los que apoyamos a #nolesvotes caímos en la trampa sólos, y somos los culpables que no se haya hecho ninguna movilización seria en Internet.

2. La ley Sinde no es una razón suficiente para comenzar

Las movilizaciones tienen que comenzar siempre por una buena razón: algunos muertos, un bombardeo, incluso porque no se hace referencia a los problemas sexuales de los jóvenes en un Libro Blanco del Gobierno Francés como en Mayo del 68… ¿pero por una ley Sinde apoyada por el 95% del parlamento? ¡Por favor!

Sabemos que es una mala ley, ni progresista, ni innovadora, que no es de derechas ni de izquierdas. Este es el problema. Si fuese una ley buena para la derecha tendríamos suficientes razones. O si fuese buena para izquierda se la podría acusar de comunista. Pero ninguna de las dos, es una mala ley “sosa”… ¿empezar una movilización por eso?

Además los mismos que estamos en esto estuvimos contra la LSSI, contra el cánon, contra el cánon digital, contra las patentes de software, con el #manifiesto… y todos han pasado de nosotros ¿Intentarlo otra vez? Sólo a un inútil se le ocurriría.

Sí, ya que llegamos hasta aquí sin hacer nada, deberíamos haber esperado algo más grave, yo que sé, algún muerto en alguna huelga, un atentado, otra ley antitabaco, incluso que cierren antes un web con la ley Sinde. ¿Hacerlo ahora y justo para las primeras elecciones desde el inicio de la gran crisis? Sólo de gilipollas.

Todos los españoles saben que nunca es demasiado tarde, pero siempre es demasiado temprano.

3. La ley Sinde sólo perseguirá a los 200 sitios que se aprovechan del trabajo de los demás

La ley Sinde ni siquiera es tan mala, de hecho sólo servirá para cerrar sitios webs que se lucran del trabajo de otros. Es verdad que ley no lo especifica y que en su literalidad podría afectar a cualquier sitio. También es verdad que quita a la justicia el análisis y sentencia sobre el presunto daño patrimonial. Pero, ¿por qué tenemos que dudar de la buena voluntad del 95% de nuestros representantes, la ministra, el gobierno e innumerables artistas? ¿por qué debemos dudar que una comisión sea más injusta que el ya sobrecargado poder judicial que no entiende muy bien de leyes de propiedad intelectual?

Usar la ley Sinde como excusa es sólo eso, una excusa para proteger a unos sitios de maleantes, y poniendo en duda la buena voluntad de tantas personas que nos representan. Es inadmisible en una democracia, a una falta de respeto a la autoridad y respetabilidad de nuestros gobernantes.

4. Se está llamando a la inacción política

Sí, el manifiesto de #nolesvotes pide explícitamente “acción”, pide que se tome en serio al voto, que se reflexione y actúe. Nos hace responsables a todos por nuestros malestares y reclama una reacción. Ya, eso dice la literalidad, la realidad es que los importante es lo que dicen los críticos: si los críticos dicen que se llama a una inacción antidemocrática es porque ese debe ser el mensaje subliminal del manifiesto de #nolesvotes.

O como mínimo un problema de redacción. Quizás le falta más ensañamiento con el PP, o con PSOE, o con cualquiera, pero el tono que está escrito genera muchas sospechas sobre su mensaje real.

Sí, nunca debí adherirme a algo tan poco definido y espeso para leer.

5. Las leyes están para respetarlas, quejarse de ellas es antidemocrático

Una ley que se aprueba con el apoyo de un 95% de mayoría parlamentaria debe ser respetada, para esos son las leyes. Los que se quejan no sólo son esos que no han entendido qué es una democracia (señores, ¡vivimos en una democracia!), también deben tener intereses ocultos o relaciones con facciones ultras de izquierda y derecha, o con el apoyo del “todo gratix”.

No hay otra explicación. Si en realidad quiesiéramos luchar por la democracia estaríamos en Egipto o Libia, arriesgándonos la vida como hacen otros ciudadanos españoles, incluso políticos que no han temido ir allí a defender nuestra democracia.

Lo siento, de verdad, apoyar a #nolesvotes ha sido una acción poco meditada de mi parte. En la era de Internet hay mejores métodos.

6. No es democrático pedir que otros ciudadanos NO voten a partidos

En una democracia son los políticos y activistas de los partidos políticos los únicos habilitados para pedir el voto a su partido, y que no se vote a los demás. Por eso le llamamos partitocracia, fruto de más de treinta años de segura evolución.

Entrometerse en esto no sólo es democrático, es intrusismo de ignorantes, y malgastar el dinero público. Ya estamos pagando a personas, y grandes medios, que se encargan de eso, para dar mensajes razonados y articulados para informar adecuadamente a la ciudadanía.

7. Deberían haber incluido a todos los partidos

Es muy sospechoso que sólo se pida no votar al PSOE, PP y CiU. Vale que estos son los tres mayores, tienen el 95% de los escaños, y los tres se han puesto de acuerdo para votar la ley Sinde. Vale que IU o el PNV y el grupo mixto hayan votado en contra, vale que esos tres son los que acumulan más casos de corrupción política. Pero esta mayor corrupción es sólo en valores absolutos, seguramente en relativos al número de cargos saldrían mejor parados.

La realidad es que hubiese sido más democrático pedir que no se vote a ningún partido. Con un 100% de abstención y votos en blanco sí que hubiesen cambiado las cosas. Además la propuesta sería más creíble y por lo tanto con mayor probabilidad de triunfo.

El PP y PSOE se alternan en el gobierno español, pero CiU lo hace en Catalunya ¿Por qué no se incluyó entonces al PNV que gobernó tantos años al País Vasco? Sólo se entiende si aquí hay una movida radical de izquierdas que quiera dar aires a partidos extremistas como IU y el PNV.

Sí, evidentemente fue un error de fondo y formas no pedir que NO se vote a todos los partidos.

8. No es serio si no estamos afiliados a partidos políticos

Si de verdad se quiere hacer política, hay que afiliarse a un partido y hacerla desde adentro. Eso de pretender influir en la gente para que reflexione y cambie su voto desde fuera de un partido no sólo es antidemocrático, es una gran chapuza, una gran farsa de politiquillos cutres, y que no tienen las agallas de pertencer a un partido y aguantar lo que hay que aguantar.

Lo siento mucho, esto ocurre cuando uno toma decisiones apresuradas sin conocer bien las reglas del juego democrático. Obviamente lo que se está haciendo no es creíble en estos nuevos tiempos.

9. Los que iniciaron el #nolesvotes no eran los adecuados

¿Es que nadie se percató que entre los que iniciaron ese cutre manifiesto no había ningún político profesional? ¿ni siquiera afiliado a partidos políticos? ¿Nadie vio que no había ningún economista, ni director de medio, ni periodista, ni opinólogo de gran medio? Son todas personas sin experiencia política, sólo llevan años participando en revindicaciones en Internet que no llevaron a nada ¿cómo podrían plantear nada serio?

Además, hablando en plata ¿véis a esa gente transmitiendo su mensaje por los grandes medios? #nolesvotes no aparece ni en Buenafuente. Eso demuestra su falta de influencia política y de llegar al gran público, si hubiesen sido otras personas seguramente sería mejor.

Son despreciables, se merecen todos los ad-hominems del mundo.

10. Hay un interés oculto en favorecer a una ideología

No puede ser coincidencia que esto se inicie a tres meses de las primeras elecciones después de la gran crisis internacional. Tampoco puede ser coincidencia que coincida con el primer de la izquierda abertzale para legalizar su partido. Y tampoco puede ser coincidencia que surja después de los papeles de Wikileaks donde se atacó al gobierno publicando documentos que demostraban que EEUU presionó al gobierno español para aprobar una ley Sinde.

Sin duda alguna toda esta movida es una gran conspiración para favorecer a los antisistemas antodemocráticos más radicales de la política española.

11. No presentan ninguna propuesta, ni siquiera a qué partido votar

Todos sabemos que los españoles votan, fundamentalmente, a los grandes partidos porque estos presentan propuestas razonables que luego tienen la responsabilidad de cumplir. La gente presta atención a ellas, y toma nota, por eso ganan las elecciones, no hay más truco.

En cambio esta gente presenta una “no propuesta”, dicen a quién no hay que votar, pero no dicen a quién sí hay que votar. Es muy fácil de esta manera, deberían haber presentado una propuesta a un partido por cada ayuntamiento y autonomía. Así se hacen las cosas, dar al elector todo masticado y razonado. Estos pretenden que además la gente piense por ellos.

No señor, eso no se hace en democracia, si pretendes ir de intelectual, piensa. No hagas trabajar a los demás por ti. Si hubiesen tenido huevos de demócratas, al menos habrían creado un partido estatal y se habrían presentado a las elecciones.

Si no lo hacen es sólo por comodidad, y por tirar la piedra y esconder la mano. Que ya los tenemos calados.

12. Puede generar una mayoría absoluta, o desgobierno de España

Las estadísticas y el sentido común podrían pronosticar que aunque #nolesvotes tenga un gran éxito, los votos que se quitarán a los tres partidos serán un porcentaje pequeño, y que su distribución tendrá una correlación bastante fuerte con los resultados de las elecciones de hace cuatro años. Pero todos sabemos que España es diferente, que la política española es especial, y que los votantes españoles son impredecibles.

Por eso no se puede descartar que el resultado genere una mayoría absoluta para uno de los partidos, o que haya tantos partidos con representantes que nuestras cámaras se conviertan en una jaula de grillos con pobres políticos que deberían hacer un esfuerzo sobrehumano para consensuar los gobiernos municipales y autonómicos.

Los ayuntamientos y autonomías españolas nunca han pasado por situación similar. Sería catastrófico. Por eso es de una gran irresponsabilidad social lo que proponen en #nolesvotes.

13. Mucha corrupción es culpa de las empresas, no de los políticos

Sí, aunque no creáis, he leído esta aguda frase en un tweet. Me abrió los ojos.

Resulta que el manifiesto de #nolesvotes mencionó la corrupción política como transfondo y causa de la ley Sinde. Ello ha generado que en su wiki se haya empezado a acusar a los políticos como responsables principales responsables de la corrupción, incluso han elaborado un corruptódromo para manipular todavía más al gran público que no es capaz de entender los mapas de Google Maps.

¿Qué demuestra ? Que sólo están intentando desprestigiar la imagen de los políticos al mismo tiempo que esconden la corrupción de las empresas, el gran mal de nuestro país. Sólo grandes intereses ocultos podrían ser tan maquiavélicos.

14. Es una utopía

El Mundo Real no se construyó en bases a utopías, menos en las originadas en algo tan nuevo y poco fiable como Internet. Esto nunca puede funcionar.

Pero lo peor, al menos las utopías tienen grandes objetivos y planes, pero estos señores sólo presentan la propuesta de no votar a unos partidos. Una propuesta muy cómoda, demasiado: ve a la urna y vota a otro partido, o en blanco, o quién sabe.

Señores, esto no es siquiera una utopía, es una paparrucha, una utopía de niños con Lego que además quieren disfrazar de “distribuida” para no asumir responsabilidades políticas si fracasa.

No es admisible como propuesta seria, ni como utopía. Una mierda pinchada en un palo, muy español.