Etiquetas

, ,

Hace poco más de un año, en plena “burbuja” del coche eléctrico, y debido al enésimo artículo «ingeniero inventa un coche eléctrico baratísimo en el patio de su casa y afirma que la industria no lo hace por presiones de las petroleras», se me ocurrió escribir un artículo para explicar los problemas del coche eléctrico (resumen: se necesita almacenar muchísima energía, la gasolina/diesel es muy eficiente en eso, las baterías no lo son).

Javier Costas de Motorpasión me respondió en Ricardo Galli opina sobre el VER y los coches eléctricos en general, y no con mucho acierto. Lo que generó que me dijeran de todo (charlatán, ignorante, vaya paliza le dieron, etc. etc.), en Menéame incluido. Volví a contestar, y con más datos y análisis en “Si dices una barbaridad demagógica como mínimo recibirás aplausos de una importante minoría”. Recibí muchas más críticas e insultos en la línea del anterior. Parecía yo el ignorante aguafiestas que no conocía el estado de la tecnología… un pobre ignorante charlatán, que opinaba sobre un tema que no tenía idea.

Estaba tranquilo, convencido que el tiempo me daría la razón. Sabía que no se puede mentir a todos durante todo el tiempo, y que en algún momento se iba a empezar a conocer la realidad: cuando se hiciesen pruebas independientes, y el público conociese los precios (que siguen por las nubes, a pesar de las subvenciones) y el rendimiento real.

Antes de lo que esperaba empezaron a llegar las primeras revelaciones del pinchazo, a pesar del dinero público que se gastó en ello. El 19 de septiembre sale en El País Al coche eléctrico le falta chispa (el énfasis es mío):

 El 6 de abril de 2010, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presentó un ambicioso plan de 600 millones de euros para impulsar el coche eléctrico. “Según este plan, en el año 2011 se matricularán 20.000 vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables y en 2012 se matricularán 50.000″, según explica la web de La Moncloa. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha hecho una gran apuesta por este vehículo: ha dado ayudas a Renault para que fabrique el Twizy en Valladolid, ha cambiado la ley para que cualquiera pueda instalar un punto de recarga en el garaje sin permiso de los vecinos y ha creado la figura de las electrolineras […] Sin embargo, en España entre enero y agosto se han matriculado 213 coches eléctricos (el 0,037% del total) y 344 motos, dos dígitos por debajo de los 20.000 vehículos que Industria predijo para este año […] Antonio Romero, presidente de la patronal de concesionarios (Faconauto), es mucho más duro: “Solo hay una cosa más difícil que vender un coche eléctrico: comprarlo. Se han vendido 200, pero sobre todo a empresas y eléctricas que lo usan de escaparate. No hay nada de particulares, que es lo que importa” […] Es de los pocos que habla tan claro en un sector muy dependiente de las ayudas del Gobierno y en el que mucha gente teme aparecer públicamente contra el plan estrella de Sebastián. […] El Peugeot iOn, el más vendido, con 63 ejemplares entre enero y agosto, cuesta unos 29.000 euros (descontada la ayuda a la compra del Plan Movele), casi el doble que un coche de su tamaño […] Los expertos consultados no niegan que el coche eléctrico tenga futuro -ponen como ejemplo que todas las grandes marcas están en la carrera y estos modelos triunfan ahora mismo en el Salón de Francfort- pero sí que vaya a cambiar la automoción en solo unos años. El millón de vehículos eléctricos por las calles españolas que Industria preveía para 2014 es un sueño.

Hace unas pocas horas me encuentro con un análisis independiente de una persona que me fío, y que es muy respetado en el sector. Javier Moltó hizo un análisis de autonomía, Nissan Leaf. 12 horas de carga para 120 kilómetros de autonomía:

[…] porque la capacidad de la batería del Leaf es de 24 kWh. Como la autonomía no supera los 135 kilómetros, mi consumo real tiene que situarse en torno a 0,17 kWh/km o 16,6 kWh/100 (si la capacidad útil de la batería y los kilómetros recorridos fueran exactos)

Por carretera, a una velocidad de crucero de 100 km/h y con el climatizador puesto y sin la posición ECO. La autonomía en este recorrido será de 115 kilómetros, un 20% menos que en el anterior, con una velocidad media inferior a 70 km/h.

En un día de mucho frío, por autovía con pendientes, con cuatro personas dentro del coche y a un crucero de 120 km/h, me parece posible que la autonomía sea de alrededor de 90 kilómetros.

Ahora comparad estos datos de pruebas reales con los artículos que enlacé al principio.

No, no hace falta ser un Nobel para conocer los problemas y limitaciones reales energéticos de un coche eléctrico. De hecho, mis conocimientos de física y energías son muy limitados, pero tengo claro que las leyes físicas se siguen cumpliendo, que un “milagro” en el desarrollo de las baterías es de Nobel inmediato, y que la cantidad de energía que puede pasar por un cable es así de mucho. También sé, desde mis primeras desilusiones de adolescente consumista, que los folletos de fabricantes siempre exageran (sobre tdo si están recibiendo muchas subvenciones).

De nuevo: es la física, estúpido (dicho por un informático).

No, no habrá rectificaciones, ni mea culpas por alimentar esta burbuja alimentada por subvenciones (y viceversa). Mientras tanto, lo mejor que podemos hacer es usar lo menos posible el coche y ahorrar energía en casa, dará más resultado que esperar a que el coche eléctrico nos quite los problemas energéticos y ambientales de un plumazo.

PS: Lastimosamente he de aclararlo, lo de “estúpido” no lo puse como insulto, ni mucho menos, sólo estoy parafraseando.