Etiquetas

, ,

Cada vez es más frecuente recibir burofaxes de bufetes de abogados para que eliminemos comentarios y noticias que critican a empresas, incluso cuando la crítica es razonable y entra claramente en el derecho fundamental de libre expresión. Suponemos que se debe a que buscan en Google el nombre de la empresa y sale Menéame en las primeras posiciones. Las cosas han empeorado desde las últimas sentencias del Tribunal Supremo sobre el caso PutaSGAE y Alasbarricadas, que, en contra de lo que parecía el espíritu de la LSSI/LISI (manifestadas incluso por legisladores), el “intermediario” (ISP o administradores de foros) sí son responsables de los comentarios y opiniones de terceros, basta que tengan “conocimiento efectivo”.

La forma de presión y “acojone” es sencilla: enviar un burofax, solicitar la retirada inmediata y destacar que a partir de ese momento ya se tiene ese conocimiento efectivo. Aunque no expliquen qué comentarios son los que consideran ilícitos, y que incluso un estudio de abogados exija que se incumpla la ley. El siguiente es un burofax que recibimos de Pintos & Salgado Abogados referente a Cuidado con las ofertas de empleo que primero te hacen gastar dinero [caso Eurocollege en Málaga].

Dicen que hay comentarios injuriosos, y que hay datos de personas físicas, pero no especifican cuáles son, ni cómo afectan a la privacidad. Se limitan a pegar una serie de comentarios seleccionados casi aleatoriamente. Incluso indican comentarios que responden a bromas obvias (del viejo usuario MIRLUS, que se dedicaba mucho a estas provocaciones):

#9 perdona,yo jamas he estafado a nadie. Esa fama la intentan dar los fracasados,que siempre culpan de su incompetencia a factores externos.
Si no vendo mis productos,no es por soy un inutil,no porque me hayan estafado

Nos piden que hagamos dos cosas:

  1. Eliminación de los comentarios (suponemos que todos los que han listado, aunque no vemos nada “injurioso” ni ilícito en ellos)
  2. Que “identifiquemos” a dichos usuarios por sus datos personales, email e IP (¿pretenden que les enviemos esos datos e infrinjamos la ley, específicamente la LOPD?)

Además, lo hacen reclamando muy chulescamente, que sea en 48 horas, y que si no lo hacemos emprenderán acciones legales contra Menéame y sus administradores.

No sé qué decisión final tomará nuestra abogada respecto a este burofax, pero seguramente no modificaremos los comentarios, estamos ya cansados de:

  • Esta “presión” e intentos de censurar cualquier crítica vía burofaxes, apoyándose en una pésima ley y sentencias contradictorias del Supremo.
  • Tener que hacer de jueces y censuradores de comentarios de terceros, sin tener toda la información, y sin que nos envíen el mínimo razonamiento o explicación de porqué los consideran ilícitos.
  • Perder tiempo y dinero respondiendo burofaxes, en algunos casos tan ridículos como el mostrado en este apunte.
  • Lenguaje amenazador, y que unos abogados nos soliciten que cometamos acciones que saben son ilícitas (aunque lo reedactan en forma tan confusa -“indentificar”- para evitar más problemas legales, aunque la intención es clara).

A los legisladores y candidatos, a ver si se les llena menos la boca con lo de “favorecer al emprendimiento” y “la libertad de expresión” y arreglan los desaguisados que crearon con la LSSI [*], en vez crear leyes todavía peores, como la Ley Sinde, que nos pone en una situación aún más difícil para poner en marcha y mantener sitios en Internet. Los bufetes han cogido el gustillo a los burofaxes, y la situación es cada vez más insostenible (y menos democrática).

[*] Que también nos hemos quejado y manifestado, y que el propio Rubalcaba prometió derogar cuando la aprobó el PP.