Etiquetas

,

Se está hablando bastante ahora de la posible compra de ONO por parte de Vodafone, las reacciones suelen ser de que empeorará mucho el servicio. No estoy tan seguro que sea empeorable en móviles. Somos clientes de ONO casi desde sus inicios (1996 o 1997), empezamos con el modem analógico. Cuando ofrecieron Internet a 128 kbps nos pasamos casi inmediatamente. Cuando ofrecieron teléfono fijo, también nos pasamos casi inmediatamente. Luego pasaron a TV digital (los decodificadores Motorola), nos pasamos rápidamente. Cuando empezaron a ofrecer TiVo, nos pasamos rápidamente. Ahora tenemos combinado TV (con todos los canales), teléfono fijo, Internet de 50 mbps, un 3G de datos, y dos TiVos.

Durante todos estos años (más de 15) no tuvimos problemas con la atención de ONO, y técnicamente sólo me quejé de los cortes de Internet de madrugada (hace unos meses que no ocurren, o al menos no lo noté). Es decir, fui siempre un cliente razonablemente satisfecho… hasta que hace 10 días acepté hacer una portabilidad de móvil de Pepehone hacia ONO. Fue una pesadilla, y ni siquiera se pudo hacer, tuve que llamar varias veces para cancelarlas por errores de ellos.

El jueves 16 de enero (como a las 20hs) me llama una operadora para ofrecerme -por cuarta vez- móvil con banda ancha. Le dije que no, que tenemos tres líneas familiares con Pepephone y que estábamos satisfechos. Me dijo que con tres líneas podían hacerme una buena oferta, le pedí que me llame al día siguiente (estaba en la calle).

Me llamó el viernes a la misma, era una chica que apenas podía hablar, era muy difícil entenderse con ella. No era sólo su acento sudamericano, no suelo tener problemas con eso, soy “sudaca”, era algo más, la calidad del sonido era mala. Me hace una oferta de las tres líneas con 1 GB de datos (era lo mínimo que le dije que aceptaría) por poco más de tres euros en total por mes. La oferta era muy buena, le dije que adelante. Tardamos más de hora y media hasta que le pasé todos los datos y los números de las tres líneas (les llamaré A, B y C) e hicimos las verificaciones y correcciones (tuve muchos problemas en hacerle entender que mi apellido era Galli, con G, con Calli, con C).

Al final acabamos y me dice que me pasará al departamente de verificación. Me atiende una chica con acento peninsular, me empieza a repetir los datos pero me da sólo los de la línea B. Les dije que faltaban dos líneas, me responde que sólo le pasaron esa. Le contesto que hacemos las tres o ninguna, que no iba a estar a medias y reclamando. Entonces la chica dice que tiene que cancelar todo y que avisará para que me vuelvan a llamar.

A los pocos minutos me llama la misma chica que antes, me pide disculpas y me dice que ahora lo pasaba de nuevo bien. Me vuelve a pasar al departamento de verificación, exactamente el mismo problema, sólo estaban los datos de la línea B. Vuelta a cancelar y dice que dejará una nota.

No sé si esa misma noche o el sábado me llama una hombre, me pregunta qué había pasado, le explico. Me pregunta si todavía me interesa, le digo que sí, pero sólo si se hacen las tres a la vez. Me dice que no hay problemas, que está cancelado y que me llamará un comercial.

El miércoles de la semana siguiente (21 de enero) recibo los siguientes SMS:

SMS de ONO

Mi sorpresa era mayúscula, no sólo porque entendí que el proceso estaba muerto, además no había venido nadie por casa, y era sospechoso que sólo apareciesen dos SMS y no por las tres líneas (A, B y C), ni uno por la única (B) que me habían intentado verificar antes.

Llamé al teléfono indicado, me atienden bien, dicen que efectivamente se hicieron un lío y me pide que llame al 800 400 005. Llamo a ese número, le explico, me confirma el error y me dice que está todo cancelado. Me dice si sigo interesado en reiniciar el proceso, le digo que si mantienen la oferta sí, Me pide que por favor no cuelgue, suena una música, luego se calla, después de 7 minutos se corta la llamada (todo esto desde el teléfono fijo del propio ONO). Me quedo muy cabreado, pero no vuelvo a insistir.

Al día siguiente por la tarde noche, otra sorpresa, dos sobres de ONO con los microchips para las líneas A y B, y avisando que la portabilidad seguía en curso:

ONO

El viernes 23 llamé muy cabreado al 800 400 005. Les vuelvo a explicar, casi chillando -estaba my cabreado a estas alturas-. Pero las sorpresas no acaban, me dice que la portabilidad estaba en curso, que eran de 300 MB de datos, y que sólo por la primera línea (la B) eran 3 euros y pico. No la dejé continuar, le dije que ni siquiera eso era lo que me ofrecieron -ni en datos ni en tarifa- y que lo corte ya mismo, que estaba todo grabado.

Al final parece que cancelaron todo, al menos todavía no he vuelto a tener noticias. Pero es curioso, tantos años de cliente satisfecho con ONO [*], pero en cuanto intenté ser cliente de móviles se jodió toda la historia.

No sé que les pasa con los móviles, pero ya da miedo hasta coger las llamadas de sus comerciales.

[*] A pesar que nunca te aplican los descuentos automáticamente, tienes que llamar para obtener los precios más bajos que ofrecen por lo mismo.