Etiquetas

,

Hoy leí esto por Twitter:

La importancia de indymedia y de los hackers para anticipar tecnopolíticamente las luchas #asambleadry

No sé quién fue el autor de esta frase, no sé si fue de la cuenta de de @democraciareal o simplemente estaba retrasmitiendo lo que otra persona había dicho. Realmente no tengo idea, pero a él va dedicado este artículo. Mis críticas a continuación debe tomarla exclusivamente el autor de esa frase, o lo que se los han creído y retrasmitido.

Vamos por parte. Cojamos primero lo de hackers y la anticipación tecnopolítica.

¿Qué coño significa eso? Os dais cuenta que estáis usando también una neolengua que no significa nada. ¿Qué es eso de anticipar tecnopolíticamente? No sé lo que significa, no tengo idea, y no creo que tenga puta idea la totalidad de la sociedad española salvo las pocas decenas (por ser optimista) que se alimentan de estas pajas mentales. ¿Que dices que sí tiene sentido? Haz el ejercicio, explícalo en palabras simples para que lo entendamos todos. ¿Que no se puee explicar en pocas palabras? Entonces es una gilipollez, una invención, una táctica bien conocida -la new age– de usar términos pseudocientíficos que nadie es capaz de comprender. Felicitaciones por la soberbia, pero no jodas, no te lo crees ni tú.

Intentemos analizar palabra por palabra. Tecnopolítico. ¿Y eso qué eso? ¿Una opinión política de un técnico? No me jodas. Yo soy técnico, y mis opiniones políticas son tan buenas o malas como la de cualquiera. Que autodenomine a mi opinión “tecnopolítica” no le da un ápice de autoridad. Y el que se lo crea es un gilipollas (perdón) ¿Significa una interpretación política de las acciones sobre la tecnología? Genial, para eso vayamos a hablar con Steve Jobs, Sergei Brin, Larry Page o Mark Zuckerberg. Esos sí tendrían autoridad, no tú, que no sé que influencia tiene el código que has hecho. En realidad no tengo idea de qué has hecho. Por usar la palabra “tecnopolítica” no vas a convencer de que tu aportación a la política vía la tecnología es importante. Muéstrame el codigo o shut up. Y shut up de todas maneras, el código hablará por sí mismo.

¿La palabra hacker? En mi comunidad de desarrolladores (y de software libre) hacker es alguien que hace virguerías con el código, que se siente orgulloso (perdón, orgullosx u orgullos@) de colaborar y de aportar al mundo su granito de arena desinteresado. Richard Stallman es un hacker, o Linus Torvalds, o Eric Raymond (que por cierto, es de ultraderecha, miembro de RIFLE). Pero no me jodas, la opinión política de esos tres no tiene el mismo valor. Así que no te engañes, el autodenominarte hacker no te da ninguna autoridad política. En todo caso será una autoridad técnica, pero un hacker no va por allí vanagloriándose de su valía como pensador político, simplemente muestra el código. Sus opiniones políticas son independientes, y no recurre a la falacia de autoridad de campos completamente diferentes. Pero si aún tienes una especie de adoración por los hackers, muéstrame el código, yo te mostraré el mío. A ver si todavía tendrás que respetar mi opinión por el número de líneas o usuarios. ¿Ridículo? Claro que sí, pero tú has empezado con ello, yo sólo te estoy mostrando la falacia.

Vayamos al otro punto, la “importancia de Indymedia”. ¿Qué coño de importancia? ¿De qué coño váis? Indymedia es una repositorio de basura conspiranoica y difamación anónima. ¿La basura de chemtrails? Está en Indymedia. ¿La basura de terremotos provocados por HAARP? Está en Indymedia. ¿La conspiración cansina y ridícula del 11S? Está en Indymedia. ¿La gilipollez de Illuminati? Está en Indymedia. ¿El nuevo orden mundial? Está en Indymedia. ¿La subnormalidad de los reptilianos influyendo hasta al 15M? Está en Indymedia. ¿El 11M y que fue ETA como afirma Pedro Jota? Está en Indymedia. Todas publicadas, estuvieron en portada, sin ningún tipo de crítica o filtro editorial. Todo da igual, lo supremo y lo gilipollas.

Todas las estupideces y conspiranoias de nuestra civilización están en Indymedia. ¿Que eso es “contrainformación”? ¿Que es valiente? No me jodas macho, para eso no hace falta llegar tan lejos, Iker Jiménez o Rafapal escriben sobre lo mismo, son conocidos y la CIA todavía nos le han mandado un misil para que el mundo no conozca la verdad verdadera. ¿Es esto el ejemplo al que os referís? No me jodas, no sabía que divulgar conpiranoia y miedos medievales fuese revolucionario. Yo pensaba que era todo lo contrario.

¿Que Indymedia sirve para otras cosas? Sí, claro que sí. Busca en Indymedia (yo no te daré los enlaces) de dos artículos que hablan sobre mí. Te doy más pistas, busca Menéame y luego Galli.

¿Qué dice el primero? Que Menéame censura los dominios .cat porque no nos gusta el catalán. Genial, sobre todo viniendo de un sitio donde uno de sus socios tiene su dominio en .cat, y con la sede en Mallorca, y cualquiera de sus socios puede hablar o entender perfectamente el catalán. Pero eso no demuestra nada. Ese artículo fue escrito por uno que intentó enviar de un sitio de la Generalitat de Catalunya (si la memoria no me falla, no quiero volver a leer basura), la conexión o el servidor falló en ese momento y tardo 3 segundos en montar la conspiración y escribirla en Indymedia para luego enviarla a Menéame… para desacreditar a una empresa y personas con acusaciones completamente infundadas, y falsas. A los pocos minutos pudo enviar de ese sitio, pero esa mierda de acusación sigue allí. Da igual si hace daño con difamaciones.

Fíjate en lo que dice de “Galli”. Acusaciones sin pruebas (y falsas), publicación de datos personales (mi domicilio familiar, teléfono, y hasta el DNI… afortunadamente lo han quitado cuando les escribí, pero han preferido dejar lo demás, aunque sin pruebas), y acusaciones de que cometí delitos penales muy graves. ¿Pruebas? Ninguna, simplemente un rebotado porque critiqué en mi blog a un fraudulento “Observatorio Español de Internet”. Sí, dando ejemplo de “tecnopolítica hacker”. Manda huevos.

No entiendo de qué va esta gente, o las historias que se monta. Yo siempre he dicho lo que me venía en ganas. Sí, me han generado problemas. Recibí amenazas, en mi universidad recibieron varias cartas acusándome de todo. Me generaron problemas con las autoridades de la universidad, afectó a mi trabajo, tuve que cerrar mi blog allí para no volver a tener discusiones con la rectora, ni que me pidan edite un artículo. Me acusaron de pederasta, de haber acosado a alumnas, de haber robado de proyectos de investigación. Recibí decenas de amenazas de demandas. Me acusaron de todo, entre otros sitios en Indymedia. Recibí ataques DDoS (en Menéame y en mi blog personal) para “censurar”. Y, por supuesto, fui portada dos veces de Indymedia, no podía fallar. Nunca oculté mi identidad. ¿Sabéis cuántas veces fui detenido, demandado o interrogado? Cero, nada, ninguna, nothing. En mi vida jamás fui citado a un juzgado o la policía en calidad de acusado, denunciado o demandado. Nunca, never. Y jamás me privé de opinar y escribir lo que creí conveniente, ni necesité a Indymedia, sólo en mi blog, sin ocultarme.

Tampoco tuve necesidad de esconderme en servidores lejanos ni protegidos. Simplemente me aguanto las consecuencias, y cuando digo algo es porque tengo pruebas que podría mostrar a un juez. No empiezo a acusar ni difamar a alguien simplemente porque estoy fumado (a veces “fumo”), veo fantasmas en todos sitios, o porque necesito una gorra de papel de aluninio para sentirme libre. Si sabes de lo que hablas, y estás convencido de que tengo razón: presenta las pruebas, publícalo con tu nombre y apellido, hazte responsable de tus acusaciones, aunque sea por simple respeto a la presunción de inocencia de los demás. No vengas después de que por permitir todo tipo de sandeces conspiranoicas es ejemplo de no sé qué leches, cuando se escuda en el anonimato para no presentar ninguna evidencia (nótese la diferencias con Wikileaks, que se fundamenta en analizar y presentar evidencias, eso es -en todo caso- un “ejemplo”).

Estoy con el #15m, quiero una mejor democracia, una democracia real. No me siento representado, me siendo defraudado por los gobernantes, me siento estafado por los bancos y los especuladores, me dan asco muchos políticos, etc. etc. Pero todavía creo en la gente, en la diversidad, el respeto a los demás, el valor de la educación, la honestidad intelectual y, sobre todo, en la presunción de inocencia. Así que no me jodas con tus técnicas de engañar y manipular al personal con que Indymedia es ejemplo de no sé qué leches, es una mierda (te comenté varios ejemplos), incluso en mierdas que acusan al 15M de ser una herramienta y experimento del “Nuevo Orden Mundial”. ¿Sabes qué? Con ese discurso tan pretencioso y manipulador actúas peor que los que criticamos y combatimos. Esos que creen que su visión del mundo es la única posible, y que no dudan en manipular y mentir para conseguir sus fines. Esos que anteponen los fines sobre los medios. Eso no es democrático

Pero quizás lo más importante: no ofendas a mi “comunidad”. Esa comunidad de hackers de la que me siento partícipe desde antes que tu supieras lo que significa hacker (y que he pagado el precio). Esa comunidad donde lo que importa es hacer código, mostrarlo para que otros aprendan y usen, y sobre todo donde prima la honestidad radical (para bien, y para mal) de show me the code.

No nos ofendas, coño. No jodas. Ni con frases como las citadas, ni ninguna otra que divulgue la ignorancia, el desacreditar anónima y cobárdemente escudado en oscuras conspiraciones. Respeta a la gente. Respeta la racionalidad. No destruyas con gilipolleces lo que estamos intentando construir entre todos, cada uno cediendo. Que no se te vaya la olla. De nuevo: ni directa ni indirectamente, ni con tus opiniones ni las que replicas: no nos jodas.

Ya ya, ni todo es una mierda, ni todo el campo es orégano. Pero a ver si empezamos detener lo irracional, que ya hubo bastante (además de los irracionales violentos que llevan porras, pero eso es otro tema).

Actualización: Fred me pasa un enlace a otro tweet que fue escrito en el mismo contexto y período:

“La importancia de las tecnologías, los hacklabs, el devenir cyborg, los cuerpos y los cerebros unidos” #asambleadry

Definitivamente hay gente que además de pensar necesita leer algo, y que no sea literatura ciberpunk de baja calidad. Les recomendaría You are not a gadget, para comenzar (y conste que estoy en desacuerdo con mucho de lo que dice Jaron Lanier en el libro, pero destila inteligencia, y “humanismo tecnológico”).