Etiquetas

,

Hace unos días salió a la venta el libro Reacciona, muy promocionado por sus autores. Es un libro “que llama a la acción” contra el neoliberalismo, la injusticia, la corrupción, etc. etc. etc.

Ya me olía mal cuando publicaban solo pequeños extractos pero no el texto completo ¿acaso no querían máxima divulgación? ¿no eran algunos de sus autores evangelistas de la cultura libre? ¿no consideran importante la difusión de la cultura y, por ende, de su libro? Incluso cita hasta una frase de Javier Pérez de Albéniz:

La cultura es la mejor revolución. Seguramente por eso a los Gobiernos mediocres y dictatoriales les espanta la posibilidad de un pueblo educado, culto, con preparación, con criterio.

Luego me dijeron que no sólo no estaba para descarga, sino que tampoco tenía una licencia libre, ni tan sólo alguna Creative Commons que permita la copia. Ya me empezaba a mosquear tanta hipocresía: dar lecciones de la necesidad de cambiar el mundo, la cultura, el “mercado”, pero no ser capaz siquiera de hacer lo que evangelizan con el libro donde transmiten estos mensaje. Es decir, un libro “anti” pero que cumple con todas las normas del status quo cultural, de mercado, de copyright

Pero Carlos Almeida me insistía en que tenía que leerlo, que estaba muy bien, así es que esta tarde empecé a buscarlo. En Casa del Libro no encontré versión ebook, Carlos Almeida me avisa que está en laie.es. Sospeché que tenía DRM, leí las condiciones y decían que está en PDF y ePub, no mencionaba nada de DRM.

Dudoso, pero me arriesgo, había una pequeña esperanza. Lo compro a 6,99 €:

Tonto de mi, tonto, soy un gilipollas.

Sí, está en PDF y ePub, pero con el DRM de Adobe. Se baja un fichero de esa basura que usa Libranda, extraigo el url del ePub, lo bajo, y esto es lo que pasa:

Es genial la paradoja: “intelectuales” que escriben contra el sistema actual, por la difusión de la cultura, que quieren que los jóvenes reaccionen… pero publican su libro sin una licencia que permita la copia, no lo ponen a disposición para que se baje de Internet (aunque son muy modernos y digitales, hasta tienen blogs y Twitter), sólo se vende en papel… y en formato digital que no puedo leer en ningún ordenador o cacharro en casa.

Ya, ya, ya, que la editorial no entendía, que es fundamental que salga en papel y sin editorial no se puede, que es la forma de divulgarlo más (aunque parece no sabían también se puede comercializar el ebook por Amazon muy fácilmente, sin DRM, si se trata de cubrir costes). O sea, vamos a respetar todas las reglas del mercado más restrictivas con la cultura… para pedir que se reaccione contra ellas.

Pueden pasar dos cosas: que no tengan las neuronas suficientes para darse cuenta de toda esta enorme contradicción, o que lo sepan y les dé igual: aquí cuela todo, es suficiente con crearse el personaje de pensador crítico del “sistema”.

Pues eso. Y ahora alguna/o dirá: ya está criticando ese troll facha (adjetivo ideológico –junto con comunista— que también suele ser el último escudo del cantamañanismo aleccionador que no se preocupa por la mínima coherencia [*]).

No sé, debe ser una especie de ¡reacciona! new age. Ya se sabe, todo es relativo y depende de cómo lo mires. No sé vosotros, pero yo, ¡reacciono!

Posdata: Me parece coherente que Steve Jobs venda sus libros con copyright restrictivo y DRM, no podría criticarlo -incluso lo compraría si es bueno-, es su postura y mensaje público, lo sabemos. Pero chillaría como un marrano si Richard Stallman hiciese lo mismo dos horas después de explicarnos que el DRM es evil. Como me chillariais si desarrollase y vendiese software privativo mientras explico las ventajas del software libre (que hay varios que lo hacen). Es cuestión de imposturas públicas (y políticas), no de actos privados.

[*] De escuela, parece. Hace pocos años estuvo Ramonet en mi universidad explicando que el software libre era ejemplo de la lucha hacker contra el capitalismo feroz… con un portátil con Windows. Fantástico, oiga.