Etiquetas

, , , , ,

Siempre que hay una gran tragedia humana aparecen los cabrones listos que se aprovechan del dolor para hacer sus negocios. Una de las ramas más importantes de esos repugnantes business plans son los conspiranoicos. Se basa en algo muy sencillo: buscan unas cuantas verdades y hechos, en general sin relación ni causalidad, y alrededor crean toda una teoría conspiranoica para explicar que detrás de la tragedia hay intereses de grupo bien concretos (generalmente el gobierno norteamericano, las farmacéuticas, el Club de Bilderberg y los Illuminati).

Ejemplos claros son las conspiranoias del 11S y las últimas de la Gripe A, el terremoto de Haití y ahora aparecen las del terremoto de Chile.

Todas las grandes conspiranoias tienen en común:

  1. Vídeos más o menos elaborados en Youtube.
  2. Hay una legión de chavales crédulos que se los creen sólo porque “no es la verdad oficial”.
  3. La mayoría de los autores se presentan como “doctores” o “científicos”, pero no citan ni mencionan sus trabajos científicos.
  4. Esos vídeos sirven como toda “evidencia” para los crédulos.

Durenta la “crisis” de la Gripe A quedé alucinado con las credulidad de la gente. Un caso muy exagerado fue el de la doctora Rauni-Leena Luukanen-Kilde. Esta señora era médica, hasta que después de un accidente en 1986 (que la dejó loca de remate) tuvo que dejar de ejercer la profesión y se dedicó a escribir y dar conferencias sobre los OVNIS.

Por supuesto no desaprovechó la oportunidad para hacer un vídeo donde se presentaba como “ex ministra de sanidad de Finlandia” y aseguraba:

La intención de las farmacéuticas es eliminar el 2/3 de la población mundial.

Alucinante. Pero aún así hay muchos que se lo creen (por ejemplo http://m.menea.me/gqan http://m.menea.me/gu0q).

Tantas conspiranoias y gente crédula sin el menos escepticismo me ponen de los nervios, tanto que hice un pequeño vídeo experimento (después de ver un envío más de la “doctora ex-ministra”): La conspiración del software libre. En éste digo absolutas barbaridades, que Richard Stallman es un extraterrestre enviado por una civilización más avanzada para salvarnos del software privativo, que esconden los mensajes en manuales de Microsoft y hasta en Los Pilares de la Tierra.

Cuál fue mi sorpresa que hubo mucha gente que se creyó que hablaba en serio (hay comentarios -más de 40- que son realmente acojonantes) a pesar que lo ridiculeces que decía, y que estaba en la categoría “comedia” (que no es lo mismo que sarcasmo, pero no hay otra opción).

Por supuesto el terremoto de Haití fue otra oportunidad aprovechada para alimentar el negocio de las conspiranoias: fue causado por el proyecto HAARP. Estas teorías de la conspiración fueron muy divulgadas por los “medios de contrainformación” o “prensa alternativa”: rebelion.org, voltairenet, lahaine, aporrea

Quedé anonadado.

Con un país con una catástrofe humanitaria tan grande (ya “olvidado”, por cierto) y unos “medios” que se aprovechan para relanzar sus teorías conspiranoicas. Sólo podía ser resultado de calenturientas mentes ignorantes, o de cabrones sin escrúpulo que harán cualquier cosa por aumentar visitas y reforzar sus tesis aprovechando la ocasión. Y lo peor: miles o millones de personas, crédulas e incautas, que se creen estas tesis delirantes sin reclamar más pruebas, evidencias o lógica alguna.

Cuando hace dos días ocurre el terremoto de Chile, y cuando aún no se sabía ni la cantidad de desaparecidos y muertos escribí:

No seáis optimistas, están tardando, pero ya saldrán “noticias” que el terremoto de Chile lo provocó EEUU

Sabía que no tardarían en aparecer las mismas teorías. Y así fue, a los pocos minutos, Eduardo Arcos escribe algo así como “ya aparecieron los primeros conspiranoicos”. Supuse que era en el apunte del terremoto en alt1040, voy a mirar y efectivamente, allí estaba:

les suena el H.A.A.R.P?? […]

Como es habitual, me puso de los nervios. Mi reacción fue coger la cámara Cánon y en 5 minutos improvisar un vídeo (sin siquiera ensayar antes) con la misma idea del vídeo anterior. Esta vez le llamé La gran conspiración y el terremoto de Chile.

Por supuesto digo auténticas gilipolleces, como que el terremoto está causado por los bosones de Higg del CERN y el Fermilab con la ayuda de HAARP. Pero dada la experiencia anterior le puse la etiqueta final para que aquellos que se lo creyesen y mirasen  se dieran cuenta.

Ni así. Parece que el enlace al vídeo está circulando por el mésenller (o similar) ya que sólo esta tarde han dejado más de 30 comentarios y 1200 visualizaciones en pocas horas. La mayoría parece se toma muy en serio lo que digo.

Pero lo peor fue esta noche, que veo el siguiente mensaje de un periodista chileno de un medio muy leído (borro nombres personales y el nombre del medio):

Hola Gallir.
Mi nombre es X Y, soy periodista de X Y Z y te escribo para ver si podemos hablar sobre las teorías que planteas en un video, en torno al terremoto en Haití y en Chile.

Confirmame a mi correo xxx@yyy.cl o a mi cel 9-xxxxxxx

Gracias.

Otra vez confirmado, lanzas la mayor chorrada conspiranoica en un vídeo y habrá miles de personas que se lo creerán. A pesar que es un vídeo improvisado muy cutre. Si le hubiese dedicado un par de horas para citar datos de aquí y de allá acompañado con un diagrama y una música de película, ya podría estar dando conferencias magufas cobrando un buen caché.

Este es el nivelazo cultural-científico-escéptico que tenemos, a pesar de tener casi todo el conocimiento humano al alcance con unos cuantos clics.  Mientras tanto, señores, es mejor seguir discutiendo si poner o no crucifijos en las aulas, si dar o no clases de religión,  ofreciendo conferencias de homeopatía en la universidad pública mientras lucimos orgullosos los PowerBalance.