Etiquetas

Actualización: el 21/12/2009 a las 13 hs me llamaron desde Getty para pedirnos disculpas, que no debería haber ocurrido.

Hoy se habló mucho del tema de manifiesto en contra de la modificación de la LSSI (que sorpresivamente sí tuvo efecto, aunque sea mínimo) que permitiría cerrar una web por orden administrativa y sin orden del juez. Hace unos días en Menéame –que está sujeta a la LSSI– nos pasó algo que de ser efectiva esta modificación nos hubiesen podido –o no– cerrar el sitio por una supuesta violación de copyright.

En este caso viene de una multinacional, Getty Images. No pueden pedir que nos cierren el web, así que nos amenazan, o extorsionan, con facturas ridículas por supuestamente publicar imágenes de ellos, cuando en Menéame ni siquiera se almacenan imágenes de terceros, sólo una pequeña miniatura generada automáticamente para mostrar unas de las imágenes que están en el sitio enlazado.

Pero lo mejor es que en sus “pruebas” no podemos saber de que imágenes y URLs hablan (como se ve en las copias, si alguien puede adivinar cuáles son se lo agradeceremos).

Si se modifica la ley Getty podría haber solicitado el cierre por violar su copyright, quizás le hubiesen hecho caso –o no– pero Getty seguramente tiene mejores accesos y credibilidad ministerial que un sitio donde los internautas ponen enlaces y comentarios, sea como fuese no tendríamos la tutela judicial ni defensa adecuada.

Si hoy reclaman violación de copyright por una miniatura de la imagen del sitio enlazado (perfectamente identificado, con enlace en el título), mañana reclamarán violación de copyright por la pequeña entradilla, y luego por el URL “semántico”.

Por ahora podemos contratar a un buen abogado –no así muchos sitios pequeños–, pero lo que no tenemos son enchufes en el ministerio –ni tenemos por qué tenerlos– para evitar que nos cierren ante denuncias tan bien fundadas como esta factura. Y no me quiero imaginar lo que podría pasar si a alguien se le cuela un enlace a una peli o MP3.

Pero no, ya se sabe, son tonterías y exageraciones. Aún así prefiero que se respete la tutela judicial y verme ante un juez acompañado de un buen abogado que no generosos y voluntariosos guardianes en comisiones ministeriales.