Etiquetas

Hace unas pocas horas escribía en Sobre autores mediocres piratas:

Para ciertos individuos la sociedad tiene una deuda hacia ellos. Ésta es la idea bajo cuya bandera muchos de ellos, consciente o inconscientemente, están cometiendo toda clase de atentados contra la libertad individual gracias a la mal llamada propiedad intelectual.

[…]

Ya no es teoría ni especulación la idea de una propiedad total sobre la cultura y el conocimiento como representación de un mundo donde la privacidad e intimidad no tienen cabida. Es como un Gran Hermano orwelliano, pero mucho peor.

[…]

Parafraseando a Goebbels: “¡Oh, Propiedad Intelectual, una mentira, repetida cien años, se convierte en verdad!”.

En ese momento era sólo una predicción exagerada, falaz, como respuesta en el mismo estilo del autor al que respondía. Sin embargo no tardó en confirmarse que no fue nada exagerada:

¿Puede la SGAE entrar en mi casa?

Más:

Algunos deberían estar muy avergonzados de lo que están encubriendo y/o fomentando con su defensa de la “propiedad intelectual”. Pero no, echarán balones fuera. Todo sea por los amigos, o el partido.