Etiquetas

El Defensor del Pueblo –perdón– se gastó casi 100.000 euros para renovar las licencias de Windows y MS Office de 190 ordenadores. Aseguran que este gasto en sistemas no estándares de una empresa condenada e investigada nuevamente por la UE es para mejorar la comunicación con los ciudadanos.

Como bien apunta este usuario que intentó poner una queja por Internet, las mejoras son evidentes:

Las mejoras en los sistemas informáticos son visibles inmediatamente.

Las mejoras en los sistemas informáticos son visibles inmediatamente por todos los ciudadanos.

La Agencia Tributaría, que gastó “tantos recursos” para que la firma digital de la FNMT funcionase en todas las plataformas, debería aprender del Defensor.