Etiquetas

,

De una presentación que hice en febrero de 2004 en Sant Bartomeu de Grau (y luego en varias más, también en algún apunte del 2005):

Eso sí, de paquetes de software de contabilidad y nóminas se han producido, especialmente en Catalunya, más que en ningún sitio. […] Los catalanes no hemos innovado, hemos hecho aquello que– usando una determinada tecnología– era más cómodo. Con el turismo y la construcción hemos actuado de forma similar. No tenemos unas cuantas grandes constructoras que hagan puentes en Malasia, sino muchas construyendo apartamentos en la Cerdanya. — Xavier Roig

Era la época de la euforia después de ocho años de gobierno de Aznar nos creíamos los amos ricos del mundo,  cuando mencionaba esta falta de innovación en el software comparada con la de los ladrillos –además el ladrillo se comía las inversiones que podrían haber ido a “innovación”– me ponían caras de “mira lo que dice este talibán catastrofista, si está criticando a la gallina de los huevos de oro, no tiene idea de economía”.🙂

Aunque es verdad que el texto no refleja la realidad completa, donde dice “catalanes” debería generalizar en “españoles”, “ibéricos”, “PIGS”, etc.

Es curioso que cuatro años después hayamos tenido la caída prevista por cualquiera con dos dedos de frente, pero que muchos pongan cara de asombrados. Especialmente el PP, que contribuyó enormemente al desatino.

Ya cayó una crisis sectorial muy gorda, ¿cuánto pasará para que yo repita este mismo rollo cuando la prensa y políticos hablen escandalizadas de la “[mini] crisis del software y TI en España”? Estáis avisados🙂