Etiquetas

, , , ,

Me estoy tomando unas vacaciones de blog, ya me estaba poniendo tan aburrido como la mayoría de los “famosos” que critico. Pero con tantas chapuzas y morbo del  periodismo en las últimas semanas,  no puedo contenerme de comentar la barbaridad de un artículo de El Economista (que ya respondí en un comentario):

les han permitido engordar y engordar hasta adquirir su mórbida obesidad actual, ascendente a 5,3 billones de dólares en deuda hipotecaria. O lo que es lo mismo, casi 4 veces la riqueza generada en todo un año por la economía española.

Lo de 5,3 billones ya parece el típico desconocimiento de que billones en inglés son millardos (o mil millones en castellano). Vale, es más o menos entendible en un chaval de instituto, ¿pero en alguien que escribe sobre economía?

La fuente de esa cifra podría ser muy bien esta noticia que sale en Reuters:

Fannie Mae (FNM.N: Quote, Profile, Research, Stock Buzz) and Freddie Mac (FRE.N: Quote, Profile, Research, Stock Buzz) drew solid demand for $5 billion of new securities on Wednesday even as large overseas investors cut their exposure to the two troubled housing finance companies.

Claramente habla de 5.000 millones de dólares, no puede ser “billones”. Aunque desconozca el inglés, como “economista” debería haber dudado de ese número tan bestial, sobre todo si al final afirma –sin que se le caigan los pelos– que es ¡cuatro veces la riqueza generada por la economía española!.

Con una rápida consulta a la base de datos en línea de Eurostat obtengo que el Gross domestic product at market prices (el PIB) español para 2007 fue de 1.050.595 millones de euros, es decir 1,05 billones –con b– de euros (ó 1.050 millardos🙂 ). Eso es casi 1,5 billones –con b– de dólares, (en inglés sería 1.500 billions, ó  1,5 trillions).

En pocas palabras, que un experto en economía dice que una entidad financiera de ámbito nacional tiene de deuda cuatro veces superior a la “riqueza generada” por un país en un año, y que ésta ronda en 1.000 millones de euros. Sólo falló por tres órdenes de magnitud. Genial para un especialista en economía.

PS: Para ver más artículos de presuntos expertos que no tienen idea ni hacen la mínima investigación de lo que escriben aunque todo esté publicado, ésta de El Confidencial tampoco tiene pérdida (comentarios en Menéame), por fallar falla hasta en los nombres. Por cierto, en la misma línea amarillista.