Etiquetas

,

Ayer (lunes) por la mañana escucho unos gritos e insultos muy fuerte en la calle acompañado de pitidos de coches que no podían continuar. Salgo a ver qué pasaba.

Abajo de mi casa hay una oficina de ThyssenKrupp (de ascensores) que tienen varios coches y un aparcamiento reservado pequeño. Frecuentemente, sobre todo a primera hora de la mañana, se juntan varios antes de salir a hacer las rondas de mantenimiento o reparación. Justo en frente hay un taller de pintura, especializado en coches caros y de lujo.

Un señor de unos cuarenta y largo, medio pelado con barbas estaba sacando su enorme 4×4 gris oscuro,  parece que un coche de Thyssen le molestaba. Cuando yo salí a ver ya habían movido al coche, al menos había espacio más que suficiente para que el 4×4 parado en el medio de la calle puedise salir. Pero no, el hombre de barba estaba dando patadas al pequeño utilitario que cobijaba a un acojonado empleado:

¡Que te dije que te muevas coño! […] ¡Sudaca muerto de hambre! […] ¡Que te vuelvas a tu país sudaca de mierda!

Vaya, pensé con una profunda pena por lo que debía estar pasando por la cabeza del conductor del utilitario. Afortunadamente bajo la presión de cuatro personas que se acercaron y los pitos de los coches hicieron que el hombre subiese a su coche y se marchase.

Esta mañana voy a sacar mi coche del parking para ir a la UIB. Una señora gitana que iba con su niño acababa de aparcar su reluciente Audi negro justo al lado del vado. Estaba bien aparcado, así que no entendí por qué la señora estaba al lado del coche esperando a que yo salga. Cuando me pongo a la par me dice algo que no escucho, iba con el AA. Bajo el cristal del acompañante, le pregunto “Perdón, no le escuché, ¿qué me dijo?”. Su respuesta:

Sólo quería saber si mi coche molestaba.

Le dije, que no, que para nada… y giré a la derecha para diez metros más adelante pasar por el mismo lugar donde estaba detenido el 4×4 en medio de la calle el día anterior. Allí me dí cuenta que los estereotipos no sirven para nada, había dos que acababan de ser destrozados en 24 horas:

  • Los gitanos son todos conflictivos (palabra cínica para no decir cosas peores).
  • Los españoles no son racistas, son muy tolerantes.

Sí, es una chorrada, ahora me iré a leer esas interesantes propuestas y reflexiones de unos y otros sobre las palabras miembro/miembra.