Etiquetas

, ,

Porque muchas veces vas de presunto geek pero en realidad escribes unas tonterías erróneas monumentales, y sin comentarios tardarás más tiempo en darte cuenta del error, lo que puede resultar en que venga un tocapelotas –como yo– que sí sepa del tema y como no puede dejar comentarios se descojone mostrando el error su blog, o incluso en otros sitios innombrables.

Ejemplo típico en algún apunte de Alvy de Microsiervos, como en el de la “hora oficial española“. Comienza mal:

Dado que la hora del Teletexto de Televisión Española (auténtico vestigio pixelado digno del más grande «Are you from the Past??») es a su vez la hora peninsular, resulta pues que es cierto que la hora del teletexto es también la hora oficial de España.

Aunque ponga referencias geeks enrolladas como la frase de Roy de The IT Crowd, lo demás es incoherente. En todo caso el teletexto usa como referencia la señal de la hora oficial española [1], no al revés. Además la hora oficial se “sincroniza” no por la hora local (peninsular o de Canarias) sino por la “hora universal” o UTC [1, 2].

[1] Creo que el nombre técnico oficial es UTC(ROA).

[2] El horario de verano peninsular es UTC+2 y el actual de invierno es UTC+1, es lo que se define en el fichero de reglas de zona horarios de los ordenadores para hacer la traslación desde UTC al momento de mostrar a un “humano”.

Vale, eso podría ser sólo una errata de “fraseo”, es un error habitual. Veamos el siguiente párrafo:

La hora oficial española se emite vía rádio … También se «emite» a través del protocolo NTP en Internet, con la colaboración de RedIRIS,

Es absurdo, RedIris no transmite “la hora oficial española”, a menos que los relojes atómicos de los satélites GPS que usan la mayoría de los stratum 1 del NTP de rediris.es estén controlados por el Observatorio de la Armada (ROA). De hecho el servidor principal, hora.rediris.es, usa como referencia un receptor GPS:

$ ntptrace hora.rediris.es
hora.rediris.es: stratum 1, offset 0.000000, synch distance 0.000572, refid ‘GPS’

Además parece que el servidor NTP del ROA también usa como referencia un GPS (en el diseño original debía usar el GPS y un oscilador de Cesio):

$ ntptrace hora.roa.es
hora.roa.es: stratum 1, offset 0.000000, synch distance 0.000441, refid ‘GPS’

Es lo que tiene autodenominarse geek durante tanto tiempo, que luego te lo terminas creyendo y metes la pata en cosas técnicas básicas divulgando información técnica errónea. Pero no es nada grave, todos cometemos errores, para eso sirven los comentarios, que te avisan, te enteras inmediatamente, rectificas el apunte y además has aprendido.

Pero también tienen un lado malo habilitar los comentarios. A veces puedes mencionar la “palabra prohibida” en tu ética geek-blogger y no te queda más remedio que borrarlo. El mejor ejemplo de [¿in?] coherencia y [¿falta de?] ética.

Además es curioso, entiendo los rencores personales de uno, pero ninguno de los otros dos bloggers de Microsiervos mencionó jamás al “sitio prohibido”, por supuesto mucho menos un enlace, a pesar que ese sitio “del demonio en persona” les envía muchas visitas gracias a todos los chavales que caen subyugados por los boboapuntes geeks.

Es lo que se llamaría “férrea línea editorial”, con manías personales incluídas… como en los “viejos medios”. Al final debe ser cierto eso que decían algunos que la publicidad corrompería a los bloggers🙄

Por cierto, hablando del tema. ¿Alguien ha leído los resultados o al menos la ficha técnica de ese famoso “experimento” sobre publicidad en un blog? Porque decían que se trataba sólo de eso, ¿no?

Moralejas blogueriles

  • No hagas campañas, o conferencias exigiendo a los demás que hagan las cosas de una manera cuando tú harás lo contrario al “día siguiente”. Es fundamental no tratarlos de corruptos por hacer hoy lo que tú harás mañana.
  • No hables de “conversación” cuando no eres capaz de mantener ningún debate o discusión si no están de acuerdo con tus ideas. Aún más importante, jamás debes hablar de “conversación” o ética de los blogs cuando borras comentarios sólo por el hecho de mencionar un sitio al que “odias” o que desvelan tu comportamiento gregario.
  • No exijas “ética blogger” y transparencia cuando eres opaco a más no poder (menos aún si eres rencoroso y te gusta “mandar”).
  • No pidas a los demás “enlaces, enlaces, enlaces” cuando tú, habitante de la ombligosfera [RBA dixit], no pones ninguno a los sitios o bloggers que no opinan como tú o que no te hacen la pelota.
  • No te crees una imagen –por ejemplo de geek— si no es la tuya, ser geek no es sólo tener lo último que anunció Steve Jobs o iPods y cámaras digitales para sacarles foto en tu mochila para luego ponerla en tu blog.
  • Y sobre todo, si necesitas llenar la cuota diaria con algún boboapunte, no escribas sobre temas técnicos que objetivamente y sin lugar a dudas pueden dejar en ridículo la imagen que pretendes crear o mantener.

Antes la duda es mejor seguir hablando bien de Apple, poner fotos de tus últimos cacharros y hablar de los fantásticos rankings donde apareces, o en su defecto de las maravillosas estadísticas mensuales (aunque “no te importen”).