Etiquetas

,

Hace poco al PSOE le dí una de cal, ahora toca una de arena. Aunque viniendo de quién viene, no sé si es otra de cal.

El hecho es que Rodríguez Ibarra propone cambiar el cánon por otros métodos (vía Menéame). La idea es muy buena, en línea con otras propuestas. Básicamente que se subvencione a la música vía impuestos, como se hace con todo, y no dejar que lo administre la SGAE de la forma tan opaca como lo hace.

Pero además tiene algunas cosas brillantes y se nota que está pensada. Por un lado propone incluir el cobro en la propia declaración de la renta de los músicos que hayan vendido discos. Aún más, que haya una casilla como la de la iglesia católica para dar fondos a los músicos o la cultura.

Es muy buena la idea. Pero claro, se dice después de hacer lo que han hecho, y con las elecciones muy cercanas. Además lo dice un político del PSOE medio “retirado”. Así que lo más probable es que no hagan nada.

Pero que al menos que quede la frase:

Así, concluye Ibarra que si bien un gobierno de izquierdas debe “facilitar el hecho cultural promoviendo la existencia de creadores” y también “el acceso universal al producto cultural“, lo que “ya es mucho menos importante es garantizar los intereses de una industria cultural, y menos si estos intereses están contrapuestos con otra industria, que es la tecnológica y de la sociedad de la información”.