Etiquetas

, ,

Disclaimer: Soy, o fui, votante del PSOE –salvo una vez que voté a Grosske de IU–. Allá por el 93 ó 94 hasta tuve intenciones de afiliarme, lo puede atestiguar mi amiga y colega Maria Teresa Riera Madurell (diputada del PSOE en Balears y estatal, ex-parlamentaria europea, etc. etc.). Pero no tengo ni tuve más contactos con el PSOE, ni con ningún medio o empresa afín.

Últimamente estoy muy cabreado con el PSOE, de hecho tengo un dilema moral importante sobre a quién votar estas elecciones. En primer lugar por la actitud elitista, conservadora, casposa y de ausencia total de ideología progresista en temas como las “leyes de propiedad intelectual”, el cánon y los privilegios antidemocráticos de la SGAE.

Pero en las últimas semanas también muy cabreado con la mínima falta de ética que han demostrado en el Menéame a la hora de spammear saltándose todas las reglas básicas. Y lo peor, cuando eran detectados negaban absolutamente todo y en algunos casos montaron campañas para desacreditarme o atacar al Menéame.

Este cabreo-apunte surge por dos razones, una es por el último astroturfing pro PSOE (o anti PP, ya no distingo) que acabo de descubrir (que por supuesto antes lo negaba de forma tan inocente que hasta era creíble).

Pero el tema tiene unas semanas más de antigüedad.

Había “activistas” del PSOE que no dudaron en crearse hasta decenas de usuarios para hacer spam de su partido en el Menéame (incluso tienen por allí unas transparencias “instructivas”). Les avisé repetidamente que no lo hiciesen pero continuaron como si nada, hasta que tomé medidas importantes y lo comenté en el blog del Menéame.

La mayoría de esos usuarios callaron, otros me montaron una campaña difamatoria en su blog y luego me pidieron disculpas. Pero otros –que también tenían varios usuarios activos para su spam/astroturfing– llegan al cinismo de pedir disculpas como en este comentario de Raúl Pleguezuelo (rpc) del apunte del blog del Menéame:

Por mi parte, solo decir que mi participación en menéame era un mero entretenimiento, mis disculpas en lo que haya podido contribuir desfavorablemente en su funcionamiento.

Pero al mismo tiempo ya habían iniciado su campaña “anti Galli/Menéame”, incluso a Digg –sin saber siquiera escribir en inglés–: Galli banea usuarios a mano, que apunta a una noticia con el mismo título en madridsur.noticias.es (por si no queda claro a qué partido pertenece el autor del envío de la noticia a madridsur, basta mirar el historial) que a su vez apunta a una noticia enviada al Menéame con otro de los clones de rpc.

Sé que no todos los activistas del PSOE son iguales, de hecho hay algunos que están bastante cabreados por lo mismo. Pero ¿qué coño les pasa? No sé si internet, los blogs o el infamous web 2.0 les viene demasiado grande, o han entrado como elefantes en cacharrería.

O quizás es sólo que desde jóvenes y aún con poco poder ya piensan que los fines justifican los medios. Incluso si en el camino hay hacer trampas y difamar y desacreditar a personas que ni pinchan ni cortan en sus bacalaos.

Pues eso, si así son los “jóvenes” o los “activistas” de la red, que Pablo Iglesias nos salve de estas generaciones. Porque ya se ve, para ser honestos y transparentes en este ZPaís 2.0 hace falta demasiada paciencia, pagar cánones y llevar calzones de amianto para aguantar lo que te cae. 😦

Actualización: como no podía ser de otra manera, en madridsur:

Continua la campaña particular de Galli contra el PSOE, el profe fracasado pide ahora la abstención y ve ciberprogresistas acosadores hasta debajo de las piedras.

Plas plas plas, perfecto ejemplo de “cuando te quedes sin argumentos responde ad-hominem”. Además es curioso que use tan fácil la palabra “fracasado” –debe ser de tanto ver comedias juveniles de Disney Channel–… un tío que ni se atreve a usar su nombre real.