Etiquetas

, , ,

Es una ventaja eso de ser profesor, aunque tú vas envejeciendo siempre estás en contacto con chicos jóvenes de la misma eda (18-22 años en la universidad).

Por otro lado es una ventaja estar mucho tiempo en el Menéame (o casi cualquier foro en Internet), el espectro se amplia a ambos lados. Y uno de esos lados son chicos jóvenes que están en plena adolescencia. En general son chicos brillantes, capaces de mantener conversaciones de los más diversos temas –y em profundidad– con personas de más edad más estudios y experiencia.

Siempre pensé que esos chicos son unos privilegiados, que ojalá yo hubiese tenido esa suerte. Como me agradan mucho esas personas –irreverentes, listos, nada superficiales– suelo entablar bastante amistad –o “seguirles” lo que hacen y dicen si no se da la oportunidad– al final en la mayoría de los casos acabo por enterarme de la historia “negra” de esos chavales que suelen tener a sus espaldas.

Internet –el IRC, menéame o foros– en realidad son un escape, el único lugar donde pueden ser comprendidos y mantener relaciones “normales” con otras personas. En general estos chicos la están pasando fatal. Muy mal por culpa de unos gilipollas.

Incomprensión en sus institutos, incompresión de sus padres, y sobre todo maltrato psíquico y físico de sus compañeros –incluso a veces de familiares–. Pero en general esos problemas más graves vienen de sus compañeros de instituto, que suelen ser el único lugar de dónde escapar de la “incompresión” (al menos desde el punto de vista adolescente) de los “adultos”.

Sé que algunos de ellos leerá este apunte. Sólo puedo decirles que aguanten, que no se dejen agobiar ni deprimir por la mediocridad, ineptitud, ignorancia y envidia de unos gilipollas. El tiempo pasa rápido, y lo que ahora es una “desventaja” cuando se comparte vida con mediocres, en pocos años y con los amigos adecuados será una ventaja enorme.

Pero alerta, un chaval tocapelotas sólo suele repetir los comportamientos y respeto a los demás que observa en su entorno más directo, por eso cuando digo gilipollas no me refiero a sus compañeros, sino a los “adultos”, en primer lugar –y sobre todo– los padres y en segundo lugar a los demás adultos que deberían velar que esto no ocurriese.

Nada, en algún lugar, foro o blog de Internet siempre habrá alguien que los admire, respete o escuche a salvo de muchos gilipollas.

¿Sí a internet? Aquí sí hay lugar para los que sobresalen de la media, no nos interesa que sean adolescentes vírgenes con granos en la cara, pero nos suele encantar que sean unos cracks con los ordenadores o internet y que sepan mantener una conversación agradable. Adopta un nerd.

PS: no faltará el típico “escéptico universal” que comentará que con tantos niños muriéndose de hambre en África este apunte también es una gilipollez (como preocuparse del software libre o el “sí a internet”). Puede ser, pero como no tengo planificado ir a Etiopía ni soy especialista en hambre mundial no se me ocurre nada mejor para ayudar. Siempre tengo una duda ¿van todos los “escépticos universales” a África a salvar niños? Entonces debería haber más blancos que negros.