Archivo

Posts Tagged ‘blogs’

Mentiras de gravedad variable, según la fuente

octubre 5, 2008 34 comentarios

La historia curiosa es más o menos la siguiente.

Ian Welsh, consultor y analista político escribe en su blog Fed to Congress: We’ll Just Print 630 billion dollars K? Thx Bye. donde comenta que la Reserva Federal amenazó justo antes de la votación con inyectar más dinero. Welsh especula que ésta imprimiría esos 630.000 millones de dólares. El blogger cita a una noticia de Bloomberg (que fue actualizada tres veces en un corto período de tiempo).

La noticia es enviada a Menéame y obtiene en total unos 600 votos: Justo después del perder la votación, la Reserva Federal anuncia que imprimirá 630,000 millones de dolares más.

Horas después Ignacio Escolar escribe Menea esta mentira donde critica que haya salido en portada del Menéame y que tenga tantos votos (creo que en ese momento tenía unos 400 y pico de votos). Aquí hay un pequeño error, ya que Escolar afirma que se debe a una mala traducción del inglés, cuando en realidad la traducción es correcta, aunque el signo de interrogación lo convierte en una clara especulación más que en noticia como daba a entender el envío en Menéame.

De todas formas es un error, no es lo mismo especulación que afirmación y Escolar tiene razón, toda la razón. De hecho su rectificación y crítica fue enviada al Menéame y tiene más de 2100 votos (casi cuatro veces que la “mentira” original) además de los 130 y pico comentarios.

El resultado es positivo, lo mires por donde lo mires. Un “periodista” más conocedor critica un error, se envía, se corrige, se discute, se envían trackbacks a la noticia original y la gente que la vea no solamente podrá contrastar en la fuente original, sino también en un blog y envío posterior al mismo Menéame.

Es lo que se espera de los “medios digitales” –en sentido laxo–.

Sin embargo cabe hacer un análisis al estilo de lo que hacen los mismos “periodistas de investigación” de los “medios serios”.

¿Es este el primer error del Menéame? No. ¿Es el último o el único? No. ¿Es el primer error de un blog “especializado”? No, no es el primero ni el último (aunque Michael Moore también piensa que sí pretenden imprimir). ¿Es tan importante o gordo el error para que un director de periódico se lo tome tan en serio y llegue a escribirlo en su blog e incluso discutir en los comentarios en el Menéame? No lo sé, pero llama la atención.

Y llama la atención por otros motivos, hay otras “mentiras meneadas” que también tuvieron muchos votos, más que los 600 de la impresión de billetes:

La noticia anterior es falsa, fruto de una especulación, sensacionalista y oportunista de libro.

También fue enviada al Menéame y su fuente original era un periódico “serio”, el artículo escrito por un periodista profesional y fue noticia de primera plana en el papel y digital. Ignacio Escolar pidió disculpas y explicó el error (también es viisble en los trackbaks en Menéame), sin embargo no criticó –o no le dió importancia– que haya salido en el Menéame y que haya tenido casi tres veces más votos que la erróneo de “imprimir” (versus “intercambiar” como dicen) billetes. Tampoco hubo rectificación en portada en los mismos “términos” que la noticia errónea original.

Sólo una pequeña disculpa con letras pequeñas, en la página cuatro (página de la izquierda) y echando balones fuera.

Pero hay otra noticia reciente e igual de errónea, del mismo periódico, también con muchos votos en Menéame:

A pesar que entrevistaron al alcalde en cuestión, el titular de la noticia es tan erróneo como amarillista de libro. Lo explica un comentario, Benjamí, que entrevistó al alcalde involucrado, da más detalles de por qué es erróneo (además ambos comentarios están resaltados por la cantidad de votos positivos).

Es decir, no es la primera vez, ni la última, que se publican noticias erróneas, tanto proviniendo de blogs como de “medios serios”.

Sin embargo en una Ignacio Escolar se “sorprende” y en otras dos no le ha dado la mínima importancia. ¿Cuáles son las diferencias? Que la primera surge de un blog, mientras que la segunda surgen del mismo periódico, el suyo y del que es director y responsable último de que esas cosas no ocurran.

Quiero aclarar que me gusta Público, es el único que compro y tengo los cuatro Mafaldas. Admiro el trabajo y trayectoria de Ignacio Escolar. Creo que es el mejor director que podrían haber elegido para montar un periódico que intente hacerse un espacio en la zona izquierda del espectro periodístico y que además atraiga a un público jóven, moderno y comprometido. Eso sin contar que es el único periódico que apuesta claramente por la cultura libre y se posiciona radicalmente en contra de los talibanes de la  “propiedad intelectual” o los maleducados sensibles y peseteros de la SGAE. Es decir, de lo mejor que tenemos en el ambiente periodístico español –según mis ideas, claro está–.

Sin embargo, y a pesar del peso e inercia de su curriculum, cayó en el mismo vicio que el periodismo carca. No sé si es porque cuando escribió ese apunte ya tenía puesto el traje caro para ir a la fiesta de Mediapro y tenía asumido el papel antes de tiempo, o que de asistir a tantos congresos y reuniones de la “periodistas” ya toma como ciertas las frases tan repetidas nuestro firme compromiso con la información y la verdad [...] al contrario de lo que ocurre en Internet, que no se verifica nada.

Que una persona gran conocedora de cómo funcionan los blogs (¿la conversación?) y antiguo crítico al “periodismo carca” como Ignacio Escolar haya cometido este desliz –supongo que es eso– demuestra el enorme tamaño del ombligo de los periodistas, tan grande que es capaz de distorsionar hasta los más experimentados: se escandalizan de los “meneos” por la especulación de un blog, en cambio los meneos las noticias falsas que publican periodistas profesionales en sus propios medios parecen pasar completamente desapercibidos, o “aprobados”.

Somos humanos, si se nos caen aviones a pesar que sus responsables están hipercapacitados, también es de esperar que ocurran estas cosas con los cotilleos y especulaciones informativas en medio de una crisis, o después de unas elecciones, o cuando se trata de la “temible” CMT. Pero a veces se echa en falta que los propios periodistas tengan un poco más de autocrítica y fomenten el mismo espíritu crítico en sus lectores, incluso cuando leen sus propias noticias.

Que de tanto mirar la paja en Internet [*] se les cuelan las vigas en sus papeles. Lo malo es que sus lectores están cada vez más confundidos, donde hay vigas sólo son capaces de ver orégano, donde hay algunas pajas sólo son capaces de ver mentiras y pederastas.

PS: muchos dicen que la gente vota cualquier noticia para ganar karma, si fuese cierto no quiero ni imaginar lo que serían capaces de hacer con las noticias si se jugasen la nómina o el cargo de director.

La universidad no tenía “responsabilidad legal” sobre mis opiniones en mi blog

noviembre 26, 2007 29 comentarios

Este blog está aquí porque hace poco más de un mes cerré el que tenía en la UIB porque me pidieron que borre un apunte. No sólo consideré que no se respetaba la libertad de expresión y la de cátedra, sino que además no podía seguir teniendo mi blog en la UIB si estaba sujeto a este tipo de “control” –nótese que en ningún momento usé ni uso la abusada palabra censura, es tan tonto el tema que ni a eso llega–.

En la explicación telefónica la rectora me explicó –supongo que así se lo dijeron– que la universidad era responsable legal subsidiaria de mis opiniones al estar bajo el dominio uib.es. Aunque después de eso no me han avisado ni comunicado nada –ni siquiera el contenido de la llamada y correo electrónico del que se quejaba– en conversaciones de miembros del equipo rectoral con otras personas seguían insistiendo en que esa fue la única razón para pedirme el borrado del artículo.

Desde el momento de la llamada telefónica me pareció que dicha explicación no tenía sustento legal, que era claramente un caso de LSSI y del artículo 20 de la constitución –libertad de expresión y libertad de cátedra– y así lo expliqué por activa y por pasiva.

Aunque me parecía de sentido común y de un mínimo conocimientos de leyes, podía estar equivocado, así que pedí a dos abogados –independientes y a los que no conozco personalmente– que me hiciesen un análisis lo más objetivo posible.

Hoy uno de ellos, Samuel Parra Sáez, me avisó que lo había acabado y publicado en su blog: Ricardo Galli, la Universidad de las Islas Baleares y la LSSI-CE.

Tal como lo esperaba, el informe confirma casi literalmente lo que argumentaba, además explica una sentencia de un caso similar.

… Parece innecesario insistir en el hecho de que sin la declaración de ilicitud por órgano competente, no existe, a día de hoy, obligación legal de retirar o impedir el acceso a la información, que en este caso, es el artículo de Ricardo Galli.

el Tribunal Constitucional, en sentencia, entre otras 6/1981, de 16 de marzo lo consideró como “derecho fundamental del que gozan por igual todos los ciudadanos y que les protege frente a cualquier injerencia de los poderes públicos que no esté apoyada en la Ley” y que dado la especial protección que se le ha querido otorgar únicamente podría ser limitado cuando han de prevalecer otros derechos constitucionales y siempre, sin excepciones, mediante resolución judicial en las que entonces ya sí, se podría acordar el secuestro de publicaciones u otros medios de información. En definitiva se llegaría al absurdo solicitar una retirada que implica una restricción claramente inadmisible de la libertad de expresión cuando la ley lo que intenta es proteger especialmente la sustracción de una competencia que atribuye y corresponde en exclusiva a los órganos judiciales.

Por supuesto queda otra duda razonable, si mi opinión “dañaba o no el honor” de otras personas. Creo que no, y por eso copié íntegro el apunte de marras a este blog. Que yo sepa todavía no tengo interpuesta ninguna denuncia o demanda (salvo alguna trolleada “anónima”).

En fin, esta información a mí ya no me servirá –además la verdad es que me siento mejor “fuera”, pero ojalá sirva para que no se usen excusas ridículas para-legales en casos similares.

Aunque esto es casi una anécdota, el debate de fondo es sobre dos modelos opuestos de universidad:

  1. Un modelo de debate quizás romántico pero con fuertes raíces que se remontan a los debates filosóficos en la Escuela de Platón –en los naranjales de Academus– y que en la actualidad se ve reflejado por la “libertad de cátedra” en la constitución de muchos países democráticos.
  2. Un modelo oficina comercial donde lo importante es optimizar la gestión y mantenerse calladitos para evitar debates que puedan molestar a otros, incluso aunque se trate de corrupción o de pseudo observatorios que se inventan noticias amarillistas pseudo científicas.

Queda a la libertad del lector y los propios “académicos” elegir cuál es el modelo que considera más adecuado a una universidad moderna. Seguramente mi idea es la equivocada (o al menos así lo han pensado de forma colegiada los miembros del actual equipo rectoral de la UIB).

¿Debería ir buscando trabajo en La Sexta? Oh wait! :-)

Yet another post about EBE07

noviembre 26, 2007 13 comentarios

No me gustan muchos los “saraos”, en general los considero estresantes, de autobombo, pérdida de tiempo, que hacen mal al aparato digestivo con tantas comidas, etc. etc. Una gran desventaja de vivir en s’illa es que estamos lejos de los contactos personales y de hacer networking como dice Emilio Márques (al que he tenido la oportunidad de conocer personalmente y hablar unos minutos, es un verdadero crack este “jovencillo”, charlar con él te da una inyección bestial de humildad y optimismo).

Pero una de las grandes ventajas de estar aislado es justamente que puedes mirar las cosas con mayor perspectiva y tranquilidad y tomarlas con mucho menos seriedad, fuera de lo que parece una dura batalla por aparecer en el who is who ibérico… de todas formas debo decir que estoy muy contento de haber asistido al EBE07 (menos mal que Martín Varsavsky me insistió).

Ya comenté brevemente en el apunte de EDans [aka el omnipresente :-)], en general estuvo muy bien. Un buen balance entre conocidos internacionales y nacionales, el trato “igualitario” que dio la organización a los ponentes nacionales con los internacionales –ya era hora que empecemos a perder complejos–, el acierto con la mayoría de los invitados como Buenafuente, que cerró la primera jornada con un muy buen sabor de boca. También me llamó mucho la atención el “lujo” de poder tener mesas donde poner el portátil, enchufes, y el agua. Muy bueno.

Las preguntas y comentarios críticos de los asistentes dieron más interés, está muy bien este nivel de debate. La presencia y el debate generado por Juan Ruiz de Gauna, director general de La Sexta, también estuvo muy bien. Aunque fue objeto de muchas críticas –yo también–, es de agradecer poder debatir y conocer cómo piensan y toman decisiones los directivos de “mass media”. Favoreció a este debate honesto que Juan habló con total libertad y decía lo que realmente pensaba –como la mayoría de los escuché, desde Buenafuente o Javier Capitán a Biz Stone de Twitter–, en contraste con lo poco que aportó Javier Alonso de Youtube/Google.

Diría que la regla fundamental para las aumentar el interés de las conferencias es invitar a gente que pueda opinar sin límites pre-establecidos por los RRPP de sus empresas. Para esto último no hace falta ir a conferencias, nos basta con leer sus comunicados de prensa.

Parece que falló mucho la red Wifi, es algo bastante habitual en conferencias con muchos “frikis”, no achacable a la organización sino a la empresa que instaló el Wifi (parece que todavía no se han dado cuenta que para tantos ordenadores conectados hacen falta más puntos de acceso y repartidos mejor en distintos lugares de la zona con las frecuencias bien ajustadas para minimizar las interferencias).

No queda mucho más por criticar, salvo quizás en que el cobro de unos 20 a 40 euros podría ayudar a los gastos de la organización como así también en planificar mejor el nivel de asistencia. Quizás se podría cobrar más a la gente que opte a los “aperitivos” a la hora de la comida, así se evita que siempre estemos los mismos.

Para finalizar, una de las cosas que más me molestaron en el EBE06 fue la profusión de blue suites y políticos el día de la apertura… con los mismos discursos casposos, demagógicos y vacíos de siempre. Pero esto no ha ocurrido en el EBE07, sólo por esta rectificación ya se merecen un aplauso.

Ostras, ahora que me doy cuenta estoy acabando un apunte con muchos más elogios que críticas. No sé si será que me estoy poniendo viejo y empalagoso, que me atacó el típico síndrome blogocósico post sarao de chuparnos-las-pollas, o es que estuvo realmente bien. Ojalá sea esto último.

Categorías:cultura, internet Etiquetas: ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 480 seguidores