Archivo

Archive for the ‘personal’ Category

Dejo el activismo hipócrita y sin sentido

diciembre 28, 2011 48 comentarios

Acabo de volver de comer con mi hija, hoy cumplió 15 años, y me di cuenta de que ya hice el papel más difícil de un padre (es una buena persona), pero que me perdí mucho tiempo de compartir su infancia, por meterme en activismos inútiles y contraproducentes.

¿De qué vale defender los principios del software libre si al final perjudica a tu vida personal y laboral y además te toman por loco o talibán? ¿De qué vale hacer esfuerzos personales si, además de tomarte por gilipollas, das excusas para que esos a los que les de igual todo te pidan cuentas por la mínima contradicción? ¿De qué vale asumir compromisos si hasta sales perdiendo cuando criticas a políticos que no cumplen ni las bases de su programa electoral? ¿De qué vale esforzarte durante tantos años para que tus alumnos aprendan la “informática dura” y el software libre si son ellos mismos los que se quejan a la universidad de que les obligas a usar GNU/Linux en vez de obligarles a usar Windows? ¿De qué vale explicar temas éticos si hasta a la misma universidad se la suda? ¿Qué podemos pedir al resto de la sociedad?

No vale de nada, ni para mí, ni para nadie. La sociedad está en otra cosa, lo que cuenta es relativizar los hechos, racionalizar las contradicciones, y aprovechar al máximo lo que puedes obtener de la sociedad. Hoy me di cuenta de que así funciona, así funcionó históricamente, y lo que no, son sólo rarísimas excepciones que no hacen la norma.

Fueron casi 20 años desperdiciados defendiendo unos ideales que no interesan a nadie, pensando que en realidad nadie los comprendía, cuando la realidad es que son inútiles. Ahora me doy cuenta, fue y es una gilipollez. Creo que cada persona debe vivir la vida lo mejor que puede, y usar las mejores herramientas a su alcance para mejorar su vida personal y laboral. No se puede pedir a nadie que haga un esfuerzo, es prepotente, sobre todo en épocas de crisis como la actual.

¿Pedirles a todo el mundo que haga un esfuerzo por usar software libre, y perderse todas las ventajas de comodidad, productividad y creatividad que ofrecen otras herramientas? Vaya pretensión, vaya nube en la que estaba viviendo. Lo acepto, pido disculpas a todos. Ahora mismo siento un malestar enorme, abandono el tema del software libre (sé que me lloverán las críticas, pero sé que tendré más tranquilidad y libertad para hacer lo que realmente disfruto).

En la misma línea, vaya estupidez que hice en insistir que el software de Menéame fuese libre. No sirvió para nada, sólo para perjudicar a mis socios y el crecimiento de la empresa. Bueno, sí sirvió, para que nos exijan más: que usemos Git, que por qué no está en Githib, que por qué no pueden subir ellos mismos sus modificaciones para que se ejecuten en Menéame, que por qué no está documentado, que por qué no hago un instalador para que no tengan que tomarse el trabajo de un informático, etc. etc. Es decir, sólo generó más insastifacciones, y reclamos que perjudicaron a la empresa. Todo por mi cabezonería con el software libre.

Creo que con eso superé la fina línea del sentido común, no se puede perjudicar así a terceros. También pido disculpas por eso. Cuando termine la migración de la estructura al sistema con “sub sitios”, las publicaré, y será la última versión libre. Las siguientes, a partir de la versión 5, ya no serán liberadas, los que las quieran tendrán que pagar una licencia (discutiremos del tema con mis socios). Así podremos dedicar más recursos financieros para contratar programadores, sin generar una sangría gratuita de conocimiento de la empresa.

Sé que muchos se enfadarán por no liberar más, espero que al menos reflexionen un poco y se den cuenta de cuánto nos ha perjudicado. Espero que acepteis mis explicación y disculpas sinceras. Todos cometemos errores, todos tenemos derecho a hacer el ridículo, pero los míos han durado demasido años. Creo que es hora de pensar en la empresa, mi plan de pensiones, el estudio de mis hijas, y los que les puedo dejar a ellas. Es lo mejor que puedo hacer. Es lo que hacen todos, por algo será.

Todo lo demás es activismo hipócrita, sólo para ir a conferencias y dar charlas de gurú. Pero hasta aquí hemos llegado. Un 28 de diciembre, cuando mi hija mayor cumplió sus 15 años y me pide más tiempo, toca cambiar: carpe diem.

Categorías:personal Etiquetas:

Seis años de Menéame

diciembre 7, 2011 68 comentarios

En 3 horas se cumplirán 6 años de Menéame (el primer anuncio público, en la lista de Bulma). Estoy muy cansado para escribir mucho más, pero en mi desvelo de la noche pasada conté algunas anécdotas por Twitter:

  1. En 27 horas Menéame cumple 6 años desde que salió al aire. Incosciencia de juventud ;)
  2. Cuando comenzamos Menéame pensé que sabía bastante de bases de datos. Hoy sé que no tenía ni puta idea, y todavía me falta.
  3. Cuando comenzamos Menéame pensé que luego de un par de meses de estabilización sería relajado, qué iluso.
  4. Queda poco código de hace 6 años, pero cuando lo veo me quiero dar hostias, por capullo.
  5. Me llevo bien con el PHP, HTML, Python, Javascript, SQL y Perl de Menéame. Pero el CSS me sigue frustrando, mucho.
  6. Hace 6 años pensaba que el Javascript era una chapuza de lenguaje, hoy sé que es muy bueno.
  7. En 6 años recibimos miles de críticas, sólo un premio: PC Actual al mejor proyecto 2.0, en 2008. Gracias ;-)
  8. Lo peor del desarrollo de Menéame fue dar soporte a IE6. Además ni tenía un Windows en casa, era a ojo, y pidiendo que otros prueben
  9. ¿Qué técnica nos ahorró miles de líneas de código y tiempo? Las expresiones regulares, imprescindibles para desarrollo web.
  10. Lo peor de Menéame, las llamadas telefónicas con amenazas, emails con amenazas de muerte, y los pesados de burofaxes de abogados ;-)
  11. Al principio me angustiaban los burofaxes y cartas certificadas, hoy ya nos descojonamos.
  12. Lo mejor de Menéame, las quedadas con mucha bebida por toda España (y hasta una en Argentina, y una boda). Habrá que recuperarlas.
  13. También hubo una quedada en Amsterdam, pero ni @benjami ni yo pudimos ir, creo.
  14. Un sábado el CEO de Digg y K. Rose nos piden reunión en Nueva York el martes, dijimos podríamos el miércoles, ellos no. Nunca se hizo.

Una de las cosas más importantes es la cantidad de lo que aprendí en programación, bases de datos, administración de sistemas y desarrollo de proyecto webs. Estoy escribiendo un libro para escribir para contarlo, especialmente orientado a programadores sin mucha experiencia en desarrollo para web (en realidad llevo muchos meses dándole vueltas, pero el índice de capítulos y temas -lo más duro de hacer- va convergiendo). Me voy a centrar en las técnicas fundamentales que se deben dominar en este tipo de proyecto. Desde mi humilde y honesta opinión, por supuesto.

Categorías:menéame, personal Etiquetas: ,

Un viaje con Richard Stallman (esa persona)

octubre 29, 2011 81 comentarios

Con mi amigo Llorenç Valverde (en aquel entonces director del Dept. de Matemàtiques i Informàtica de la UIB, actual Vicerector de Tecnología de la UOC) desde 2001 queríamos traer a Stallman a la UIB. En 2002 o 2003 lo conocimos personalmente (creo que en Girona) y nos prometió que haría el esfuerzo. Lo intentamos varias veces, siempre le venía mal, era un palo “bajar” hasta Mallorca.

Pero en 2004, creo que en mayo, me envía un email diciendo que el día 10 de julio daba una conferencia en Touluse, y que el día 14 como máximo debería estar en Valencia para visitar a unos amigos. Me dijo que si podíamos arreglar el viaje desde Touluse a Palma y luego a Valencia, podría venir, la idea era que diese la conferencia el día 12 y poder viajar a Valencia el día 14.

Buscamos vuelos, los más cortos eran por Madrid, le tomaban en total unas siete horas de vuelos y aeropuertos. Nos dijo que eran demasiadas horas, que busquemos otra forma. Nos pusimos en contacto con la gente de la organización en Francia, llegamos a un acuerdo salomónico: ellos llevarían a Stallman a un pueblo cerca de la frontera con España donde lo recogeríamos nosotros en coche. Nos citamos el domingo 11 de julio a las 12 hs en Bourg-Madame.

Leer más…

Categorías:ética, personal Etiquetas: , ,

Las difamaciones de Ramón Muñoz

septiembre 15, 2011 15 comentarios

Esta mañana y con prisas, dado el revuelo que estaba causando, escribí “El CDN de Telefónica, neutralidad y sensacionalismo“. Ambos artículos mencionados eran erróneos, y muy sensacionalistas. De hecho, si buscáis las frase que copié y pegué de ambos periódicos ya no están en los originales, los corrigieron.

Durante unas horas hubo una discusión si eso afectaba o no la neutralidad de la red. Así como está planteado la CDN de Telefónica no tiene por qué afectar. Se dijo que dependía de la definición de “neutralidad”, y creo que la definición es clara. Para no repetir copiaré el texto en español e inglés de la Wikipedia (me parecen concisos y correctos):

Leer más…

Categorías:internet, personal Etiquetas: , ,

Otro intento, esta vez periodístico

septiembre 8, 2011 38 comentarios

Hace unos días comenté en Twitter lo que estoy intentando poner en marcha, un proyecto “periodístico” (entre comillas, por las dudas) pero con un twist: no se trata de “crear la noticia”, sino de analizar lo más objetivamente posible una noticia que está dando que hablar -por ser relevante, sensacionalista, o controvertida-. Varios me pidieron detalles, como comparto que las ideas por sí mismas no valen nada (lo que cuesta es la ejecución), mejor compartirla que tenerla en secreto. Si alguien está interesado o lo hace mejor, bienvenido sea.

Leer más…

De peritos informáticos y ad hominems en los juicios

septiembre 6, 2011 9 comentarios

Hace unos días comenté el cable de Wikileaks que revelaba que Guisasola, Presidente de Promusicae, había solicitado al gobierno norteamericano que incluyese a España en la lista prioritaria de observación de la 301. Poco después me entero que en el juicio contra Pablo Soto (defendido por David Bravo y Javier de la Cueva), el mismo Guisasola declaraba “casi llorando” que EEUU nos había incluido en la 301. Hace unos minutos me entero que además aprovechó para llamar macarra a Javier de la Cueva.

Eso me hizo recordar el nivelazo (sarcasmo) de lógica y respeto que hay en los juzgados. Recordé un juicio de 2006 donde participé como perito de la acusación contra el Govern Balear (en la época de Jaume Matas, del PP). Ya hice un resumen muy breve hace tiempo, pero ahora contaré con un poco más de detalles.

Leer más…

La crisis con Amazon AWS

agosto 10, 2011 88 comentarios

El viernes 5 de agosto  me voy con toda la familia a un pueblo de Extremadura cerca de la frontera con Portugal (Valencia de Alcántara) a visitar a unos amigos. Regresábamos el martes 9 a la tarde, ¿qué podía pasar en Menéame que no se pudiese solucionar con una navegador y la consola web de AWS si nunca habíamos tenido problemas graves? Si necesitaba algo más, podía instalar las herramientas de AWS en otro ordenador y solucionarlo en pocos minutos. Así que por primera vez viajo sin mi portátil, sólo mi tablet Android con conexión 3G Vodafone (además de mi teléfono también con 3G).

Pues ocurrió el desastre en Amazon, les falló todo lo que podía fallar, todos nuestros planes de contingencia no podía aplicarse (salvo el “rehacer desde cero” con los bakups) y yo sin mi portátil y con el 3G completamente inestable, prácticamente como si no tuviese conexión. Si no hubiese sido así Menéame no habría estado “off line” tanto tiempo, quizás sólo unas pocas horas. Fue una pesadilla.

Amazon tuvo varios fallos: primero el corte completo de la conectividad a todas las instancias, luego la desincronización del API de gestión, luego los EBS que quedaron totalmente inaccesibles y bloqueando la gestión de las instancias que los usaban, y para rematar un fallo en el software de creación de los “snapshots” (backups por bloques en S3) que borraba datos de algunos bloques (lo descubrieron durante la crisis, y nos afectó a nosotros).

Nota: es un relato rápido, ya corregiré erratas, ahora me voy a duchar, que la última vez fue en Valencia de Alcántara ;)

Leer más…

Categorías:personal Etiquetas: , , ,

Desinflado

Desde que comenzó el tema de la Ley Sinde todo fue acelerándose e in crescendo, incluso mi cabreo e indignación. Los últimos tres meses fueron de locura, toda una campaña electoral pero sin escaños -ni poder- que puedan compensar y recomponer las quemaduras. Así fue, las ampollas empezaron a doler (y a cabrear más), las horas de sueño a reducirse al mínimo, y los escaños -y el poder- irán gente que ni se entera todavía de qué va el tema (o sea, casi todos los elegidos).

Esta tarde después de volver de la #acampadapalma caí del todo. Mi cabreo sigue igual pero el cuerpo y la mente piden un respiro. Creo que lo que pasó en Barcelona me afectó bastante, y el enterarme que un amigo (el soporte logístico y anímico de nuestro intento con #atízame) también había recibido de los mossos (afortunadamente está bien, sólo una luxación de tobillo, parece) debe haber dado la puntilla. No sólo dieron palos a “los otros”, también a amigos.

Me retiro a la retaguardia, cancelo todos mis viajes y entrevistas para las siguientes semanas… o meses (intentaré avisar uno a uno). Sólo haré ese viaje pendiente para juntarnos con algunos “compañeros de batallas” para alcoholizarnos, hacer un poco de catarsis e intentar hablar de amor y sexo más que de leyes sindes, corrupción, paro, periodistas, fanboys, politicos y la madre que los parió.

No sé si podré seguir en escribiendo como hasta ahora, espero que sí (mañana será otro día), pero intentaré no volver a hablar de estos temas durante algunas semanas. Pero no significa que me olvido del impresionante trabajo desinteresado y anónimo de mucha gente para #nolesvotes, ni disminuirá mi admiración por lo que ha hecho #democraciarealya para el #15m, ni la cátedra de ciudadanía, civismo, pacifismo y voluntad que nos están dando las #acampadas. Mi arigatô con inclinación de cabeza incluida para ellos.

Lo importante acaba de comenzar, a ver si recupero algo de las fuerzas gastadas desde que se empezó a hablar de la Ley Sinde, allí por 2009 (¡hace dos años!). Al final esa batalla se perdió -no será la última-, pero se han ganado otras mucho más importantes que pasarán a la historia (habrá que agradecer a “los sindes” por la motivación y el entrenamiento involuntario a esa multitud de cuatro gatos).

Que siga así.

Ha sido duro, pero valió la pena poner los 2 centavos. Gracias, y disculpas, a los que sabéis. Ahora toca recuperar músculos, paz, amigos “sin red” y familia.

Os seguiré leyendo.

Categorías:personal Etiquetas: ,

Cosas que no entiendo

Hoy, o mejor dicho ayer domingo, presencié varias cosas a las que no encuentro sentido.

1. Que no haya pruebas siquiera para juzgar a unas personas, pero que toda una coalición de partidos que rechazan la violencia puedan ser excluidos de listas electorales por esas personas. ¿Existe una especie de limbo o “purgatorio democrático”?

2. Que esa ilegalización esté basada en una Ley de Partidos, redactada y aprobada por “incumbentes” que afirman ser casi los únicos dos que pueden segurar la paz o la democracia.

Leer más…

RT: cómo impresionar, versión adolescente

septiembre 29, 2010 4 comentarios

No sé las mujeres, supongo que también lo hacen, pero los hombres somos muy dados a hacer el ridículo para tratar de impresionar a la chica que nos gusta. El ridículo que se puede llegar a hacer es proporcional a la fealdad del hombre y a la belleza de la mujer. Yo reunía las condiciones de feo y de gustarme las chicas guapas, así que no me alcanzan todos los dedos para enumerar los grandes ridículos que hice para poder ligar.

Uno de mis mayores ridículos fue por una chica llamada Miriam P. (espero que lea esto :-)). Yo tenía 15 años, estábamos cuatro amigos de acampada de una semana a la orilla de un pequeño río (riacho, de unos 50 metros de ancho, máximo) afluente del río Paraguay. Era en pleno invierno, la temperatura no llegaba a 10 grados durante el día. El sábado y por esas grandes casualidades que todavía no puedo explicar, aparece Miriam con unos amigos de paseo por esa zona.

De sólo verla me quedé atontado… su pelo rubio, sus ojos castaños, guapísima, irradiaba luz propia. Se acercaron al río, querían cruzarlo, había una canoa pero del otro lado del río. Ella se lamentaba.

¿Qué hizo este adolescente atontado?

Se metió en la tienda, se puso unos pantalones cortos y se lanzó al río, nadó hasta la otra orilla, se subió a la canoa y remó para traerla de regreso. Cuando llegó con cara de triunfo se dio cuenta que estaba temblando, casi con convulsiones. Se bajó de la canoa, cayó al fangoso suelo por los fuertes temblores y sin poder respirar. Miriam estaba preocupadísima, chillaba y salió a buscar abrigos.

No pasó nada, en pocos segundos me recuperé, empanado con fango pero satisfecho por mi acción heróica para que ella pudiese ver de cerca unas vacas de mierda con caras de aburridas al otro lado de la mierda de río de aguas turbias y fría de cojones.

¿Por qué recordé una de mis escenas de seducción más embarazosas? Porque me preguntaba ¿qué lleva a la gente en Twitter a hacer retweets de frases como «Conocí/desvirtualicé a X y es una bellísima persona, encantadora, lista, genial…» cuando X es el que hace el RT?

Así llegué a la conclusión que es como una especie de adolescencia, el Peter Pan electrónico que quiere impresionar a alguien. No está nada mal considerando que antes había que lanzarse a aguas heladas para hacer el ridículo, hoy basta con un clic desde la comodidad usable del Mac.

Epílogo

Al final terminé saliendo con Miriam, pero después de año y pico y cientos de horas de conversaciones telefónicas. Supongo que mi carencia de sex-appeal no ayudó mucho para acelerar el proceso, pero hoy pienso que quizás fue el tiempo necesario para que se haya olvidado del ridículo de este loser ese día de invierno.

Categorías:personal, pijadas Etiquetas: ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 460 seguidores