Archivo

Archive for the ‘medios’ Category

Filtración exclusiva de la reunión donde se diseñó Twitter Alerts

– Como sabéis, el problema es que no podemos aumentar la audiencia, llegamos a un valle de número y perfil de usuarios y si no ofrecemos servicios adicionales perderemos cuota, sobre todo por el crecimiento de Whatsapp entre adolescentes. Debemos incidir en el “tiempo real” y de allí la propuesta de lanzar un sistema de anuncios públicos, Twitter Alerts…

– ¿Cómo extraeremos esos datos? ¿Qué fuentes usaremos?

– La idea es que sean los propios organismos de seguridad de cada país los que lo hagan, nosotros sólo haremos el desarrollo y el marketing inicial.

– ¿Costes de desarrollo y mantenimiento?

– Muy bajos. El estimado de desarrollo es aproximadamente dos semanas de ingeniero, diseñadores y redactores para el blog y notas de prensas. En total ni superaremos $30.000 de coste real desarrollo, los marginales son despreciables….

– No puede ser tan simple, barato y rápido ¿qué nos estamos perdiendo?

– El sistema consistirá en que daremos privilegios a unas pocas cuentas que marcarán sus tuits de alertas con una etiqueta, los usuarios podrán suscribirse a esos anuncios y recibirlos vía SMS y push de DM. Nada importante, la infraestructura ya la tenemos y están infrautilizadas, los SMS y los DM que como sabréis ya funcionan en modo push tanto para la web como las últimas versiones de las apps nuestras.

– Aún así, habrá que convencer a las administraciones y organismos públicos para que colaboren, en EEUU tenemos una administración favorable y no habrá problemas, pero ¿y en Europa?, son más cuidadosos con las colaboraciones de la administración con empresas privadas sin concursos y control…

– No existe ese problema. Recordarán que la cuenta @policia de la Policía Nacional de España, una especia de FBI, es una de las más populares del mundo que trabajan para nosotros…

– ¿Trabajan para nosotros? No sabía de eso ¿cuánto pagamos a España?

– Fue una forma de decir, no pagamos nada, lo hacen los contribuyentes españoles…

– ¿Y qué tienen que ver con esta estrategia?

– Es sencillo, ellos ya tienen varios funcionarios trabajando sólo para la cuenta Twitter, de hecho su jefe es un chico majete que como tiene que justificar su trabajo y está orgulloso del éxito nos hace publicidad gratis en  los eventos de redes sociales a los que le invitan. Y reciben muchas invitaciones, curiosamente los españoles son tan recelosos de su ejército y policía pero aplauden esta iniciativa…

– Entonces la estrategia es usarlos no sólo como generador y curador de contenido, también como canal de marketing.

– Exacto, por allí va. Luego usaremos a @policia como parte del showcase para nuestra expansión internacional, ellos mismos nos darán la publicidad, tenemos previsiones de que hasta su Ministerio de Interior publique notas de prensa.

– Interesante, me quiere decir que no sólo trabajaran para el contenido sino también para la promoción de nuestra plataforma sin que gastemos un centavo…

– Exacto.

– Aún así, pueden surgir muchas críticas, se darán cuenta de esto, es su propia administración que está favoreciendo a una empresa extranjera sin tener que pasar por ningún control…

– Pueden surgir algunos, pero tened en cuenta la situación de crisis económica y del periodismo, los medios están llenos de becarios y periodistas jóvenes que flipan con Twitter y nos hacen publicidad gratis cada día, que según nuestros expertos en comunicación están valoradas entre 50 y 250 mil dólares cada día. En España hasta hacen bromas con los recurrentes titulares “Arde Twitter”…

– ¿Dices que tenemos más publicidad gratuita en España que en todo California?

– Así es…

– Aún así, creo que puede ser contraproducente a nuestra imagen si despierta muchas críticas…

– No se preocupe, como decía están muy centrados en la crisis, las críticas al gobierno y ahora las elecciones europeas. En España y varios países europeos los periodistas nos adoran, ni siquiera nos ponen en el foco del  canon AEDE que propuso el gobierno por los grupos de presión de los medios más importantes…

– ¿Canon AEDE?

– Nada, no se preocupe, es una tasa que quieren cobrar a Google, nos afecta a nosotros pero nadie lo dice, mejor que estemos completamente fuera del foco y que se den tortas Google y unas cuantas empresas españolas. Debemos aislarnos de eso, somos una empresa de perfil majo y buen rollo, con el apoyo ciego del periodismo, sigamos con la estrategia que nos interesa. Como decía…

– Aún así lo planteas muy sencillo, habrá gente que se queje que su administración trabaje gratis para una plataforma y que no libere los mismos datos de forma que otras empresas puedan ofrecer esos servicios de alertas públicos.

– Habrá casos, seguramente, pero ya le digo, según nuestros estudios la propia @policia y Ministerio de Interior se encargarán de difundir, los medios ansiosos de noticias y encantados con Twitter lo repetirán sin crítica alguna, y la mayoría de usuarios lo festejará, ¡por fin que tienen una administración moderna que hace cosas en Internet! Creedme, lo tenemos estudiado, ocurre el mismo fenómeno desde 2010-2011 cuando nuestra plataforma se hizo popular entre los periodistas.

– A ver si entiendo ¿nos estás diciendo que harás que la administración de países como España gasten decenas de miles de euros para proveernos de contenido gratuitamente y que obtendremos publicidad por valor de millones de dólares sin que nos cueste nada? ¿Que no harán críticas duras en los medios? ¿Que políticos, activistas, y asociaciones empresariales y de consumidores no sólo no protestarán sino que aplaudirán que su administración y policía nos favorezca de esta manera con avisos públicos de alertas especialmente adaptados a nuestra plataforma? ¿Que no reclamarán igualdad de acceso y trato para otras empresas? ¿Y que todo esto obtendremos gastando sólo unas decenas de dólares para adaptar el software que ya tenemos?…

– Yo no podría haberlo explicado mejor.

– Si esto funciona, usted es un genio López.

—-

Espero que no hayas llegado hasta aquí sin haberte dado cuenta (ya hubo alguno) que es sólo una parodia-sarcasmo-ficción crítica para no tener que escribir una nota “seria” de por qué me parece mal el bombo-autobombo gratuito de los Twitter Alerts y la Policía Nacional (y que cabe reflexionar cada vez que se dedican recursos públicos a proveer datos -además, alertas- arbitrariamente a una y sólo una empresa o plataforma no pública ni abierta).

Periodismo convencional

marzo 14, 2014 Los comentarios están cerrados

Plenty of pundits have really high IQs, but they don’t have any discipline in how they look at the world, and so it leads to a lot of bullshit, basically [...] We think that’s a weakness of conventional journalism, that you have beautiful English language skills and fewer math skills.

They don’t permit a lot of complexity in their thinking. They pull threads together from very weak evidence and draw grand conclusions based on them.

They’re ironically very predictable from week to week. [...] You can kind of auto-script it, basically.

It’s people who have very strong ideological priors, is the fancy way to put it, that are governing their thinking. They’re not really evaluating the data as it comes in, not doing a lot of [original] thinking. They’re just spitting out the same column every week and using a different subject matter to do the same thing over and over.

[T]he first step in using data is that you have to collect data, you have to organize it, and you have to explain the relationships. Only then, in rare cases, do you feel like you have a good enough understanding to generalize it into predictions about the way the world really works.

En la entrevista a Nate Silver, palabras de él. Muy de acuerdo. Si te pica, es que quizás no lavas tan bien ;)

Categorías:malaprensa, medios Etiquetas: ,

Malaprensa: ¿sólo el 13,6% de menores de 30 años tiene trabajo?

enero 26, 2014 12 comentarios

Respuesta breve: ¡cielos!

Respuesta un poco más larga: no sé cómo han obtenido ese disparate.

Respuesta aún más larga: aunque no sepas nada de estadísticas básicas -deberías, sobre todo si eres periodista y escribes de economía-, ese número debería hacer saltar todas las alarmas y no puedes publicarlo sin preguntar antes.

Actualización: cambiaron el titular  a Una generación arrasada por el paro: sólo el 13,6% de los ocupados son menores de 30 años, que muy sensacionalista, pero no dice nada si no se explica la distribución demográfica.

Titulares disparatados

Me dí cuenta del titular por @malaprensa, al principio hasta dudé -no recuerdo de memoria los números de EPA-, pero tras pocos segundos pensé que era demasiado, y que además no definían desde qué edad. ¿No se les habrá ocurrido contar hasta los bebés recién nacidos? (todo puede ser).

Recurrí a los datos de la EPA y bajé un par de hojas de cálculo (usé los del cuarto trimestre de 2013): los totales de población activa (EPA-4) y las de población ocupada (EPA-8). La EPA no da los totales a 30 años, precisamente, sino en rango de edad de de 16-19, luego a 24, luego a 55 y más de 55. En otra hoja de cálculo obtuve los totales acumulados para 19, 24, 54 y mayores. Y este es el gráfico resultante:

Paro por edades acumulados

Si estás acostumbrado a mirar gráficos ya te diste cuenta: la ocupación hasta 24 años es del 45%, la de hasta 54 años es el 73%. Por la tanto la ocupación de las personas hasta 30 años debe ser superior a 45% y menor a 73%. Con esto ya es suficiente para ver lo ridículo del titular de la noticia, pero se puede intentar una aproximación mejor con estos datos: una interpolación lineal entre el 45 y 73 da una ocupación aproximada mínima [*] del 50% para personas hasta 30 años.

No tiene relación con ese 13%, ¿cómo llegó a eso? Ni idea, no soy socio y no puedo leer todavía (paradoja que se llame infolibre), pero no creo que haya ningún dato que pueda sostener eso. A menos que se le haya ocurrido comparar con el censo total (es decir, personas “no activas”, como estudiantes de bachillerato o universitarios que no buscan trabajo), lo que no deja de ser una burrada, sobre todo si es para elaborar titulares de artículos que pretenden analizar el paro.

En cualquier caso, ya sois un pelín más conscientes de la calidad de información que consumís.

Addendum

En la entradilla afirma:

Los jóvenes rozaban la cuarta parte de la población ocupada en 2006

No sé de dónde saca esos datos ni su relación con ese presunto 13% de ocupados, pero según la EPA en 2006 los jóvenes de hasta 24 años eran el 10,3% de la población ocupada. En 2013 fue del 4.3%.

PS: Si esto es el periodismo de datos que prometen, prefiero a las tertulias.

[*] Se se hacen los ajustes de curva como tocan, el porcentaje será superior. Fijaros que al final -a la derecha- la tasa de ocupación está mucho más estabilizada, lo que implica que la subida de ocupación de 24 a 55 no es lineal, sino que sube más rápido al principio y luego se hace más horizontal. Es simple hacerlo, pero ya es tarde.

Categorías:malaprensa, medios, prensa Etiquetas: , , ,

¿Es verdad que sólo 85 personas tienen la misma riqueza que la mitad más pobre del planeta?

enero 20, 2014 20 comentarios

Respuesta breve: NO.

Respuesta más larga y precisa: con los datos disponibles NO lo podemos saber, tampoco parece muy probable.

Respuesta aún más larga: es muy difícil que lo podamos saber.

La frase sale del informe del Oxfam GOBERNAR PARA LAS ÉLITES Secuestro democrático y desigualdad económica (y titulada así hasta en The Guardian, Oxfam: 85 richest people as wealthy as poorest half of the world):

La mitad más pobre de la población mundial posee la misma riqueza que las  85 personas más ricas del mundo.

Actualización: En El Mundo publican un análisis con más detalles de otros errores importantes del informe.

¿Cómo llegaron a ese número?

Los datos de riqueza total los obtuvieron del informe Global Wealth Report 2013, a su vez están basados en los estudios de Anthony Shorrocks, James B. Davies y Rodrigo Lluberas publicados en Global Wealth Databook 2013, y usaron ese total para compararlo con la lista de “riqueza” de los más millonarios de la revista Forbes.

¿Cuál es el problema?

Medir la riqueza global es muy complicado, diría que es imposible obtener una cifra precisa, todas dependen de datos y muestreos estadísticos. Además de los propios problemas de selección de muestras, hay otros problemas insalvables.

Una vaca o hectárea de campo en California vale (en dólares o euros) más que una en Somalía, aunque ambas den de comer a las mismas personas. Un piso en San Francisco tiene mucho más valor que uno en un pueblo de China, aunque ambos den el mismo cobijo y comodidad al mismo número de personas.

Los países con menor desarrollo tienen pocos activos financieros (y sistemas financieros menos maduros) que los más desarrollados. Es difícil cuantificar los activos reales tanto como los financieros: ¿cuánto vale la casa o el coche? ¿qué deuda tiene? ¿el valor de las acciones es real o está en un pico o valle? También hay desigualdad en la información de diferentes países, por ejemplo, en el propio estudio explican estos problemas y ponen el ejemplo de China, que tienen datos de hace diez años, sobre los cuales se hace una estimación.

Es decir, el total de riqueza estimado es eso, una estimación. Puede ser la mitad como puede ser el doble, y dependiendo de coeficientes correctores (por ejemplo, coste de vida y diferencias en cotización) pueden hacer variar los resultados de forma radical. Por eso estos estudios son útiles solo al tener en cuenta resultados estadísticos (medias, percentiles, etc.) y para comparar la evolución si, y solo sí, se usan los mismos métodos de medición.

Uno de los objetivos del estudio era estudiar la “movilidad” entre las personas más ricas. En el propio informe se explican los problemas de sus estudios (que no sirven para comparar con poblaciones pequeñas), por lo que usaron datos de listas de Forbes y otras publicaciones, pero no lo pudieron usar directamente, tuvieron que aplicar correcciones, aplicar fórmulas, descartar

Our method of estimating global personal wealth is essentially a “bottom-up” approach. It begins  by establishing the average level of wealth in different countries onto which we graft the pattern of wealth holding revealed in household sample surveys and other sources. Although sample surveys do not formally exclude high net worth (HNW) individuals with net assets above USD 1 million, they are not always captured, and the value of their wealth holdings is likely to be underestimated. The same is true to a much greater extent for ultra high net worth (UHNW) individuals with net assets above USD 50 million. In fact, the US Survey of Consumer Finances  – which otherwise does an excellent job in the upper tail of the wealth distribution– explicitly omits the 400 wealthiest families from its sampling frame. This is not enough to completely  invalidate our general approach: for example, the world’s billionaires reported by Forbes  magazine for the year 2013 were collectively worth about USD 5.3 trillion, which equates to 2%  of our estimate of USD 241 trillion for total world household wealth. However, further analysis  and appropriate adjustments are required in order to paint an accurate picture of the number of  the wealthiest individuals and the size of their holdings.  In order to proceed, we exploit the fact that the top tail of wealth distributions is usually well approximated by the Pareto distribution, which produces a straight line graph when the  logarithm of the number of persons above wealth level w is plotted against the logarithm of w.  Our data yield a close fit to the Pareto distribution in the wealth range from USD 250,000 to USD 5 million.

[...]

The “rich lists” provided by Forbes and other sources have other limitations for our purposes.  The figures are dominated by financial assets, especially equity holdings in public companies  traded in international markets. For practical reasons, less attention is given to non-financial  assets apart from major real estate holdings and trophy assets, such as expensive yachts. Even less is known – and hence recorded – about personal debts. Some people cooperate  enthusiastically with those compiling the lists; others prefer to protect their privacy. There are also different country listings for nationals and residents, which is especially evident for India, for instance. As a consequence, the rich list data should be treated with caution. At the same time, the broad patterns and trends are informative, and they provide the best available source of information at the apex of the global wealth distribution.

[...]

The study of global household wealth is at an embryonic stage.

Lo citado anteriormente explica que el método usado para medir la riqueza global no es capaz de capturar la riqueza de los más ricos, que incluso para obtener estadísticas razonables (en EEUU) hasta se omiten a las 400 familias más ricas, que en las listas de Forbes no recogen las deudas, y que es complicado usar esa lista incluso hasta para obtener estadísticas de decenas de miles de “millonarios”.

Y lo más importante, la frase que puse del final (en la página 9): estos estudios están todavía en fase embrionaría, por lo que no hay que tomar como datos definitivos, ni siquiera como de alta precisión.

Creo que ya está claro que la conclusión de que los 85 más ricos del mundo tienen la misma riqueza que la mitad más pobre es un error muy grave, no se pueden mezclar datos obtenidos de forma y con metodologías diferentes (uno es un macroestudio profesional, el otro una aproximación mucho más burda e incompleta). Cualquiera que sepa lo mínimo de economía y/o estadísticas detectará el error muy rápidamente y le dará la credibilidad que se merece: cero. ¿Es esto lo que pretendían? Supongo que no, pero en la búsqueda del titular espectacular, es lo que consiguieron.

¿Y qué dice el informe sobre millonarios y distribución de riqueza?

Sí, según los estudios citados, el 1% de los más ricos poseen el 46% de la riqueza mundial, el 0,7% posee el 41% y el 68,7 de la población sólo el 3% (de los cuales, sólo el 30% de la población de países desarrollados cae en esta categoría).

Pirámide de riqueza

Por otro lado, en el estudio de la parte superior de la pirámide obtuvieron la siguiente segmentación:

Pirámide de los más ricos

Our estimates suggest that there are 98,700 UHNW individuals worldwide with net assets exceeding USD 50 million. Of these, 33,900 are worth at least USD 100 million and 3,100 have assets above USD 500 million.

Aquí se puede aproximar (aunque no lo dicen en el estudio, porque es muy arriesgado llegar a esta conclusión: no se sabe la media, sólo el umbral > de 500 millones de dólares) que los 3.100 individuos más ricos poseen aproximadamente entre el 0,6 y el 1% de la riqueza mundial. Ojo, insisto, es aproximación para mostrar una dato espectacular y forzado, pero aún así muy lejano de las 85 personas que poseen lo mismo que la mitad más pobre.

También dicen en el informe que según sus propios datos, la desigualdad aumentó desde mediados de 2012 a mediados de 2013: la riqueza global aumentó un 4.9% pero el número de millonarios en un 6.1%.

Nota: El 38% del 10% de la población más rica pertenece a Europa, que ha subido considerablemente con la apreciación del euro. Si me estás leyendo desde Europa, quizás estás en el 10%, y hay una probabilidad del 70% que estés por encima del resto del 68.7% de la población más pobre.

Disclaimer: No pertenezco a ese 1% más rico, ni me pagaron ni pidieron que escriba este apunte.

Categorías:medios Etiquetas: , ,

En Twitter se dijo… arde Twitter…

Arde Twitter por JRMoraYa son habituales los titulares y noticias basadas en “arde Twitter”, como si el cabreo de unos pocos cientos de personas en Twitter (o la red que sea) fuese una noticia. Pero también veo cosas más curiosas, como un artículo de “clases de periodismo” que lista los veinte peores (según el autor) errores del periodismo en 2013.

La selección es quizás bastante adecuada, pero comete otro error: justificar o argumentar la decisión basada en “opiniones en Twitter”. Detecté tres que inmediatamente me generaron preguntas:

Debido a la grave acusación que se hizo, por Twitter varios usuarios criticaron e incluso amenazaron al departamento de investigación y al director del diario, Pedro J. Ramírez.

¿Es relevante para alguien además de Pedro J.? ¿cuántos usuarios? ¿qué dijeron para que haya que mencionar algo tan impreciso desde “criticar” hasta “amenazar”? ¿o lo relevante es que un periodista haya recibido unas pocas de las millones de “amenazas” que se se escriben cada día en Internet? ¿lo  hubiesen comentado si las las “críticas y amenazas” se hubiesen dedicado a un anónimo twittero?

En Twitter, los usuarios afirmaron que la portada se trató de una estrategia amarillista para aumentar las ventas del diario.

¿Cuántos “usuarios”? ¿qué tiene de relevante lo que opinan unos pocos cientos de usuarios en Twitter? ¿cuál es su representatividad? Y lo más importante ¿las opiniones en Twitter son fuente de ética para juzgar si es correcto un artículo o una foto? Si al menos se presentasen los argumentos podría servir para dar pistas.

A través de Twitter, los usuarios comunicaron el error y compartieron varias imágenes del incidente.

¿Es esto un publirreportaje de Twitter?

Cada vez entiendo menos este “flipe” de algunos periodistas con lo que leen en Twitter. Quizás porque piensan que es un método sencillo y barato de medir la tan elusiva y compleja “opinión pública”, pero es un error tan grande como persistente:

Hay suficientes datos que ponen en duda que los usuarios de Twitter sean una muestra válida de la población, y los usuarios más activos no son siquiera una muestra válida de esos usuarios. Ya deberíamos saber que lo fundamental para obtener una idea básica de la “opinión pública” -hasta en temas básicos como encuestas electorales- es muy complicado, tanto en la selección de la muestra adecuada como en la elaboración de las preguntas para evitar múltiples efectos (y trucos) psicológicos conocidos.

A esto se le suma otro problema: el de la cámara de eco. Cuando se publican esas noticias de “Twitter opina” ni siquiera se hace un estudio de una muestra válida de usuarios, se reducen a lo que han visto en su timeline. Como cada uno tiende a seguir a otros con ideas (o profesiones) similares, las lecturas están fuertemente sesgadas, y ese sesgo además amplificado por el grupo. El resultado es que tendemos a sobrevalorar exageradamente la validez y aceptación de nuestras opiniones.

Estos sesgos son muy humanos, están muy estudiados y tendemos a sobresimplificar cualquier problema. Es inevitable, pero el ejercicio del periodismo profesional -tal como se hace en la comunidad científica- es reconocer que todos somos víctimas de esos sesgos, estar alertas para no caer en ellos y seguir los procesos y metodologías desarrollados para minimizarlos (desde las “estadísticas para ciencias sociales”, escepticismo básico y lógica básica como carga de la prueba a procedimientos propios del periodismo como el fact checking, la doble verificación, debates con otros periodistas no involucrados directamente en la noticia, verificación de fuentes, consultas a expertos del tema, etc.).

En el caso de no-noticias basadas en opiniones de Twitter (u otras redes sociales) se hace justamente lo contrario: se ignoran y se amplifican aún más los sesgos. Estaremos de acuerdo en que no es un ejercicio responsable y profesional del periodismo. Como muchas de esas opiniones surgen de noticias y opiniones en los propios medios sólo estamos colaborando  (¿las portadas de la Razón, eh, eh?) para el self licking icecream cone del periodismo de redes sociales.

Apunte rápido de “malaprensa” repetitiva: Andalucía es la que más…

Siempre que aparecen datos sociales de España que incentivan el morbo o sensacionalismo (abortos, accidentes, muertes, suicidios, etc.), no falta el titular “Andalucía es la que más…”. En este caso, con lo de los accidentes mortales: Andalucía, CCAA con más víctimas mortales de tráfico en 2013, con 194, es también la que más reduce respecto a 2012.

¿Cuándo aprenderán que Andalucía siempre estará entre los “más” simplemente por una cuestión estadística? (tiene casi 18.2% de la población española). Analicemos un poco esta noticia para ver que carece de sentido y que transmite lo contrario a la realidad.

En 2013 en España se produjeron 994 accidentes con 1.128 fallecidos, si aplicamos porcentajes simples (multiplicamos por 0.182), estadísticamente a Andalucía le correspondería 181 accidentes y 205 fallecidos. Los datos de Andalucía son que hubo 168 accidentes y 194 fallecidos. Es decir, el titular de la noticia debería haber sido lo contrario: “Andalucía tiene menos accidentes mortales y fallecidos que la media española” (22,8 muertes/millón de habitantes vs 24,2 por millón).

También en la noticia se afirma que es la que más reduce, 27 víctimas menos que el año pasado. Pero si hacemos cálculos similares proporcionales por población vemos que en España los fallecidos se redujeron en 171. Proporcionalmente tocaría 31 fallecidos menos, pero ha sido de 27.

El titular correcto debería haber sido:

Andalucía, CCAA con víctimas mortales de tráfico en 2013 por debajo de la media española, con 194, pero su reducción está también por debajo de la media.

No tiene absolutamente nada que ver con el titular original, pero como no alimenta tópicos quizás nunca habría sido publicada.

Esto pasa por hacer comparaciones incorrectas: no se pueden comparar en números absolutos poblaciones de tamaños diferentes. Es muy simple, a nadie se le ocurría comparar el número de fallecidos por accidente en todo Estados Unidos (más de 30.000 muertos en 2012) con los de España (1.300)  [*], pero se insiste en hacerlo con Andalucía. Cada vez que se publican estadísticas estatales.

Vía @malaprensa.

[*] Tienen más muertes por habitantes que España (108 vs 27.8 en 2012), pero seguramente -en el país del automóvil y los suburbios urbanos- muchos más kilómetros recorridos por persona o coche. Hay varias formas de presentar las estadísticas, la de muertes por habitantes es una más. Quizás no la mejor, pero es mucho mejor que comparar números absolutos.

PS: De nada amigos andaluces por defenderos de las desinformaciones derivadas de estereotipos tan nuestros, incluso de vuestra propia delegada de Gobierno, a la que le parece faltar -también- unas clases de estadísticas básicas ;)

Categorías:medios Etiquetas: , ,

Periodismo cojonudo (y de bajo presupuesto)

septiembre 26, 2013 6 comentarios

No se trata de un gran medio, ni de un programa de prime time. Se trata de un podcast, Planet Money: the economy explained, de la radio pública norteamericana NPR (de muy bajo presupuesto, se mantiene con ayudas del gobierno y donaciones). Hoy escuché el podcast Where Dollar Bills Come From, fue una retransmisión de una emisión anterior, con una pequeña actualización de lo que pasó al final.

En el programa hacen un reportaje sobre cómo se fabrica el papel (mezcla de algodón y lino) de los billetes de dólar. Entrevistaron al propietario de la empresa familiar que lo produce desde hace 130 años después de ganar un concurso abierto ya que las ofertas que tenían era muy caras, según el gobierno. ¡Gran triunfo de la competencia! aseguran. Pero a los pocos minutos, después de detalles técnicos de fabricación, hacen la pregunta que toca: si la competencia es tan buena, ¿cómo es que tienen el monopolio desde hace 130 años?

Se lo preguntan al propietario, y explican que salieron otras empresas, que el mercado es muy competitivo y terminaron desapareciendo (el coste del papel del dólar es más bajo que el canadiense, por ejemplo). Entonces el dueño explica que en ese acuerdo con la administración, tienen full disclosure de todos sus papeles y transacciones, que el gobierno les audita y se asegura que el margen de ganancia que tienen es bajo, que es el procedimiento habitual cuando el estado compra a un proveedor único (leí hace un tiempo que no dejan superar el 3 o 4% de ganancias).

Entonces le hacen la otra pregunta adecuada al propietario: ¿qué margen le permiten? Éste contesta que es información reservada y no puede contestar. Por lo que hacen lo que deben hacer: escriben a la administración pidiendo los datos económicos del acuerdo. Le responden que no pueden darle esa información, que es reservada, y que pueden apelar si lo consideran.

El episodio original acaba en que iban a hacer esa apelación para conseguir los datos.

Para el podcast que escuché hoy (emitido ayer) agregan una actualización: un abogado becario de la NPR escribió una apelación de 13 páginas, explicando que para acuerdos similares ya se pidió y dieron esa información.  E incluyen la respuesta de la administración: “después de analizarlo cuidadosamente, lo siento, es información reservada”.

Al final no nos enteramos de ese “detalle” de toda la entrevista, pero cuando escuchaba el final del podcast alucinaba: hacen las preguntas “críticas” al entrevistado, éste asegura que no puede dar la información, elevan la pregunta a la administración, le responden que no, por lo que presentan un escrito de apelación. Todo esto para un humilde (pero muy bueno) podcast de 14 minutos.

En resumen, una lección de periodismo que gusta: hacer las preguntas incómodas aunque sean colaterales al tema principal, no conformarse con la respuesta del entrevistado y solicitarlo dos veces a la administración. No recuerdo la última vez que vi algo así, menos para un programa -¡un podcast!- de tan bajo presupuesto, y que encima no lo hacen periodistas.

Categorías:medios, prensa Etiquetas: , ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 470 seguidores