Archivo

Archive for the ‘ética’ Category

“Firmas” falsas, falta de transparencia y controles en change.org, pero mucho autobombo

febrero 4, 2013 31 comentarios

ActualizaciónRespuesta al director de Change.org España

Hace dos días me quejé públicamente de que en change.org cuentan como que “firmé” peticiones aunque no lo había hecho, incluso la tan mediática del millón de firmas por la dimisión de la cúpula del PP. En el blog Ciencias y cosas recogieron esa info y la ampliaron con más casos. En vez de reconocer el problema, me acusaron de mentir y no comprobar antes de acusar, por lo que hice un vídeo demostrando lo fácil que era. Aún así, responsables de comunicación de change.org España negaban lo evidente y ponían excusas ridículas, llegando a decir que hay que confiar en la honestidad de los usuarios, y que tiene medidas de seguridad para evitar las firmas falsas.

A pesar de lo expuesto, sigo apareciendo como firmante en peticiones que nunca firmé (de todas en la que aparezco como firmante, sólo voté la primera, de hace más de un año, por la ley de transparencia) sin que haya un mínimo control, y a pesar de que tengo usuario creado (por lo que el control es más sencillo, exigir que esté autentificado). Responsables de change.org España reconocieron que es un problema, que “alguien votó por mí” (aunque otros llegaron a decir que “tengo problemas de seguridad con mi email” [sic]), pero ante la petición que hagan pública la lista de votante  la respuesta fue que no les permite la LOPD. Podría ser, pero en ese caso tampoco deberían pasar, como hacen, la lista al que inició una petición. No es de la empresa, es un tercero sin relación, y aún así accede a los datos.

Es ridículo lo de exigir transparencia y no cumplirla. Es ridículo saber que se pueden hacer trampas de forma tan sencilla, y aún así seguir saliendo en los medios asegurando que “más de 700.000 personas firmaron” cuando:

  • No es ninguna “firma”.
  • No se hacen controles para minimizar los abusos.
  • Hay evidencias de que hay “firmas” falsas, y lo reconocen (con la boca pequeña).
  • No hay el mínimo de transparencia, ni en el código ni en la lista de “firmantes”, en un sitio que presume de acciones éticas.

Están engañando deliberadamente.

A pesar de ello, no se hizo nada, ni se dieron respuestas. Ayer domingo me puse a trabajar analizando los controles que hacen en la web al momento de “firmar” una petición. El resultado fue un bot que publiqué anoche, que es capaz de firmar decenas de veces por minuto (sólo depende de la red y velocidad de servidores, en el ejemplo puse un retraso deliberado, para no sobrecargar los servidorees de change.org). Cuando lo publiqué había llegado a casi 100 votos de una petición “de prueba” en pocos minutos, inmediatamente empezaron a reducirse, no sé si por los controles “a posteriori” (aunque el contador ya se había incrementado). Luego hice pruebas con otra petición (creada por Alejandra Ventura), y se llegó al objetivo rápidamente, desde una instancia de Amazon en Irlanda.

Es decir, se pueden hacer trampas fácilmente, por el propio diseño e implementación de change.org. Ellos lo saben perfectamente, aunque lo nieguen en público, hay suficientes evidencias,  se niegan a ser transparentes poniendo como excusa la LOPD (que es razonable) al mismo tiempo que se contradicen permitiendo que un tercero baja la lista completa en PDF, pero no cesan en el autobombo y ruido mediático hablando de “personas que han firmado”.

Si exiges transparencia y ética, comienza por dar el ejemplo. Sobre todo si ya hay personas que se están quejando de sus “firmas” fraudulentas, y tu negocio se basa en hacerte publicidad con titulares mediáticos gracias a  la indignación y desgracias de los demás.

Tampoco vale lo de justificar mentiras y trampas porque el objetivo de las campañas son peores, no puedes ir exigiendo ética, responsabilidad y transparencia con métodos que se saltan las tres. Por otro lado, como dice Nicholas Taleb:

Si ves fraude y no le llamas fraude, eres un fraude.

Y yo no quiero este tipo de “periodismo” en la radio pública

enero 21, 2013 6 comentarios

El colectivo “twittero” @SalvemosRNE, presuntamente formado por trabajadores de RNE, se dedica a denunciar presuntas manipulaciones desde su cuenta anónima de Twitter. Hoy publicaron una carta anónima De trabajadores a ciudadanos (también en periodismo para periodistas, por si hacen falta contradicciones). En ella hacen acusaciones graves a la dirección de RNE, critican la falta de profesionalidad, debate, críticas, y hasta aseguran saber que están siendo el hazmerreír.

Vale, bien, pero el problema es el mismo que ellos reconocen:

Como periodistas que defendemos la transparencia lamentamos tener que empezar de forma anónima, pero eso cambiará.

La enorme contradicción de esa frase resume muy bien el porqué son el hazmerreír.

Unos señores que se presentan como periodistas solicitan ayuda a los ciudadanos para defender a su empresa (pública), pero no se atreven a firmar ni decir quiénes son. Unos periodistas que dicen saber cómo hacer una radio crítica y profesional hacen acusaciones graves contra directivos de su empresa (pública), pero sin citar ningún nombre, ni de acusados ni de los críticos. Periodistas que reclaman transparencia y valentía, que no son capaces de decir quiénes son, ni siquiera cuántos.

¿De verdad saben qué es periodismo? ¿Creen que existe el periodismo crítico sin ningún riesgo y sólo de palmaditas en la espalda? ¿O es la moda de la rebeldía anónima para no tener problemas en su trabajo ni arriesgar su nómina?

Es muy habitual tener problemas con su empleador, yo mismo lo he tenido. Hice críticas a mi universidad cuando era mi única fuente de ingresos y tenía que mantener a una familia con esos únicos ingresos (y sin otros familiares que me sirviesen de colchón familiar). Me acarrearon muchos problemas y pedidos de “despido” y “expediente”, incluso por parte de altas autoridades. Lo pasé muy mal, pero si critiqué es porque creía que era lo que tocaba, y nunca lo hice de forma anónima, a pesar de que no estudié (ni pretendo hacer) “periodismo crítico”, ni mucho menos ser el héroe de la disidencia.

Pero ahora tengo que ver, una vez más, señores que dicen apostar por la transparencia y profesionalidad del periodismo en su medio, que piden ayuda para lograrlo, publicando acusaciones graves desde la comodidad del anonimato. Muy profesional. Siendo así, no quiero este tipo de “periodistas” en una radio pública, ni quiero un medio público gestionada por este tipo de periodistas que en vez de decir las cosas claras y de frente -tienen los medios-, se dedican a la agitación anónima.

Si quieren provocar los cambios tan necesarios, deberían empezar por cambiar ellos y dar ejemplo de coherencia de lo que demandan, desde el minuto cero (y no lanzar globos sondas antes, para ver qué pasa).

PS: Lo más triste es que lo que dicen defender a un periodismo de calidad en la radio pública -periodistas incluidos- no sólo no critican estas contradicciones tan poco profesionales, la festejan. Es de locos.

Relacionadas

Categorías:ética, medios Etiquetas: ,

Diputados impostores (de impostura)

octubre 30, 2012 21 comentarios

Empezaré por el final, un retweet con ad hominem, infantil y sin venir a cuento del diputado Alberto Garzón, que meses antes escribió que no me respondía ni hacía caso porque era sólo un “provocador”.

Leer más…

Sobre identidad digital, Twitter, censuras y “accountability”

septiembre 21, 2012 21 comentarios

La suspensión [temporal] de mi cuenta en Twitter generó más comentarios, apuntes y preguntas sobre el tema de la centralización de servicios de “identidad digital” y la “maldita censura”. Además, me llamó la atención de que una “censura” promovida por un particular, externo a Twitter, se haya interpretado como “censura de Twitter”. Se vuelve a hablar de la necesidad de redes descentralizadas, que no estén en poder de una sola empresa, o de tener sistemas que no puedan controlar unas pocas personas o empresas. Buenas intenciones, pero creo que se olvidan de temas fundamentales.

Leer más…

Transformación, obras derivadas, y falacias de abogados

julio 23, 2012 16 comentarios

Hoy a la mañana me llama un abogado para negociar que haga de perito sobre una demanda por derechos de autor. Tiene que ver con “transformación de obra” y “plagio”. Estuvimos dicutiendo, le dije que el “resumen” que se había presentado no era legal ya que no tenía la autorización de sus autores originales. Me respondió que estaba equivocado, que según el artículo 11 de la LPI, a esta persona le correspondía derechos de autor, y que no hacía falta autorización del autor del libro original.

Leer más…

¿Ciencias económicas?

julio 14, 2012 38 comentarios

Perdonad por adelantado, con la que está cayendo y yo preocupado por nimiedades. Pero no me aguanto, y la pregunta del título tiene mucho que ver con la situación actual. Además, hace poco hice una crítica a los “licenciados en económicas”, y alguien me dijo por Twitter que muy mal, que debería criticar a las personas, no a las generalidades [sic]. Tonterías aparte, la pregunta es ¿qué coño se estudia en la licenciatura/grado de económicas? ¿Ciencia?

Leer más…

Habló de putas, la tacones

febrero 29, 2012 15 comentarios

Dice el gran defensor (a sueldo) de la propiedad intelectual:

Y por si fuera poco me pagan por la defensa de la propiedad intelectual.

Y a continuación se pasa la Ley de Propiedad Intelectual por todo el trasero haciendo un copy&paste completo de un artículo de otro medio, además modificando su contenido (con enlaces).  Es ilegal según varios artículos de la LPI española, y todo gratix. Además le pagan [sic].

Más tonto y en vez de parir, le plagian.

Categorías:ética, blogs Etiquetas:

La libertad de expresión, y las imposturas

enero 31, 2012 44 comentarios

El sainete de Twitter, su anuncio y el presunto ataque a la libertad de expresión generó muchas reacciones en la blogosfera. Yo critiqué esas reacciones furiosas, que consideré no sólo desmedidas, también basadas en mitos, y que prácticamente usaban en “truco Nostradamus”: vamos a dar tantos malos presagios, que seguro alguno de ellos se cumplirá.

Recibí varias críticas, desde el despectivo “esos gurús de la red” a “apoya la censura”. Lo de “gurús” ya es como el talibanismo ortográfico, si no tienes argumentos, acúsale de gurú, aunque sólo se limite a hacer lo que haces tú: opinar públicamente. Pero vamos a hablar sobre la “defensa de la libertad de expresión”, porque en eso tengo un poco de experiencia documentada de batallitas legales por la libertad de expresión.

Algunos ejemplos significativos, y más o menos conocidos porque ya los comenté públicamente.

Leer más…

Categorías:ética, internet Etiquetas:

Un diálogo con Lucía Etxebarría

- Hola Lucía, te agradezco mucho que hayas accedido a tener este diálogo sobre la ley Sinde y derechos de autor.

- ¿Y tú eres el representante de los Internautas? ¿quiénes son los Internautas? Yo también tengo ordenador, y me conecto a Internet.

- No, Lucía. No represento a nadie, simplemente estamos hablando entre dos personas, con opiniones diferentes.

- ¿Y te crees que un don nadie puede hablar conmigo? ¿Te pones al mismo nivel que yo?

Leer más…

Es difícil controlar a nuestro enano autócrata

diciembre 27, 2011 45 comentarios

Hoy me llamaron la atención un par de cosas que se está comentando mucho por las reds.

Una es la “queja” porque Ana Botella es la nueva alcaldesa de Madrid. Muchos repiten no la hemos votado. Incluso hay una petición en Actuable El próximo 27 de diciembre Ana Botella se convertirá en Alcaldesa. No la hemos votado. Por eso queremos elecciones en Madrid ya promovida por Equo. Debo suponer que todos esos que se quejan son del PP, ya que fueron ellos los que votaron a la lista de ese partido para concejales en Madrid.

Además, debo suponer que los de Equo, además de haber haber votado a la lista del PP, no conocen la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, especialmente el artículo 198 que dice:

Leer más…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 460 seguidores