Archivo

Archive for the ‘blogs’ Category

Mis dudas sobre el deface de Promusicae

diciembre 4, 2009 34 comentarios

Se está hablando mucho, y condenando, el deface al web de Promusicae. Dado el historial de manipulación de información, dilapidación de dinero público, falsas acusaciones, mala fe procesal de estos lobbies no me acaba de convencer del todo que haya sido un deface, es el momento demasiado oportuno para demostrar a los medios cuán malos son los “piratas”.

Así que me puse a mirar lo básico, descubrí que el deface era muy tonto. Esto es lo que encontré en la página principal (un fichero index.php):

La redirección hacia el fichero espanol.html (que tiene una copia del manifiesto) se hace en las primeras líneas, específicamente en:

<script type="text/javascript">
parent.location.href='espanol.html';	</script>

Es decir son dos líneas de JavaScript que las inserta un fichero PHP. Luego parecen estar los datos completos. Lo comparo con la versión actual del sitio ya “recuperado” y es el mismo código. Es decir, no se modificó el fichero index.php, sólo el espanol.html.

El fichero original (y actual) es sólo:

<html>
<head>
<title>Promusicae</title>
<!-- revised Mar 5, 2007 - Powered by www.dasai.es -->
<link rel="shortcut icon" href="favicon.ico" >
<link rel="P3Pv1" href="/w3c/p3p.xml">
<meta http-equiv="P3P" content='CP="CAO PSA OUR" policyref="/w3c/p3p.xml"'>
<meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=iso-8859-1">
</head>
<frameset rows="*,0" frameborder="NO" border="0" framespacing="0">
<frame src="flashpage_pruebas.php?lang=espanol" name="flashframe" frameborder="NO">
<frame src="0.html" name="historyframe" frameborder="NO"></frameset>
<noframes><body bgcolor="#FFFFFF">
</body></noframes>
</html>

Un fichero muy pequeño que sólo define los frames y llama a otros dos ficheros.

Es decir, el deface consistió en subir y cambiar el fichero espanol.html al directorio de la página principal. Para ello se necesita un método para escribir ficheros en el directorio, bien porque tiene un problema de seguridad o porque tiene acceso como usuario del sistema, con privilegios para escribir en el directorio correspondiente.

Pero, ¿por qué no grabar ese fichero como index.html o index.php? Es lo habitual en estos caso, y se obtiene el resultado deseado de forma muy rápida, en poco tiempo y pocas conexiones.

Otra duda. Como se hackeó un sistema propietario no se tiene acceso a scripts ya preparados para atacar, por lo que el que lo hizo debía saber ser un especialista que no quiso causar más daños (podría haber borrado los demás ficheros). Este tipo de gente suele dejar mensajes llamativos y además firmado (del tipo “Lo hizo el Hax0rs Turkish t34M“) para que sus colegas del ambiente pudiesen verificar su logro. Pero tampoco hay ningún mensaje, el HTML que se subió es muy mecánico, con errores (por ejemplo le falta <body></body>) y que por las etiquetas parece un copy&paste chapucilla del manifiesto desde algún blog (y además se tomó el trabajo de borrar el nombre del programa generator):

Otras duda. El servidor estuvo con ese fichero varias horas, hasta que cerca de las 23 hs lo han parado completamente, pocos minutos después ya estaba nuevamente en marcha. Es decir, en poco tiempo han podido analizarlo, estar seguros que no hay otros ficheros modificados ni problemas de seguridad que permitirían repetir el ataque rápidamente. Si ha sido tan rápido tienen buenos técnicos, ¿por qué han esperado tantas horas para arreglarlo?

Entonces, ¿podemos estar seguros que fue un deface externo? No. Es muy raro la forma en que se hizo, el que lo hizo tuvo la elegante y solidaria precaución de no eliminar ficheros más complejos a pesar que el fichero del manifiesto podría haberse grabado directamente con index.php o index.html, no tiene “firma” habitual y lo han podido recuperar rápidamente… después de un tiempo prudencial sin tomar ninguna medida correctiva (¿el necesario para que saliese en la prensa?).

Con esas rarezas y el historial de manipulación, falsas acusaciones, mala fe procesal, etc. etc. de estos lobbies tengo mis serias dudas que sea un deface “de verdad” y no una “broma interna” [*] que podría generarles muy buenos titulares a favor. Hasta que la policia no intervenga y encuentre a los culpables no me creeré que haya sido un haxor, y si lo fue deberían agradecerle, fue muy benevolente y sólo se cargó un fichero irrelevante de 10 líneas, quizás sea un buen amigo.

Por ello me resistía a condenar el deface, porque sí que se es una mala táctica y perjudica a nuestros intereses, pero también sé que es muy fácil fabricarse [**] uno para lograr los mismos objetivos. No me extraña nada que la prensa lo haya dado por cierto (o caer en la propaganda en varios sitios [***]) sin siquiera recabar un poco de información, pero nosotros no deberíamos ser tan incautos con tanta experiencia a nuestras espaldas.

En todo caso, lo mío puede ser conspiranoia, sed escépticos y aplicad la Navaja de Occam (o recordad el Maine y la monja :-) )

[*]  Uso la palabra “broma” sólo porque existe una posibilidad de que tengan informáticos muy cachondos que quisieron gastarle una broma a sus jefes… o echarles una mano.

[**] Mucho más fácil y limpio que otras suciedades procesales, conseguir cientos de miles de euros en subvenciones para un sitio web cutre, o meter modificaciones a un proyecto de ley.

[***] Ya estamos acostumbrados a que equiparen copiar con robar, o a la propiedad intelectual con la de elementos físicos, pero que equiparen el borrado de un fichero con matar policías ya se sale de toda escala.

Categorías:blogs, internet, seguridad Etiquetas: ,

United States of Bloggers

julio 11, 2009 11 comentarios

El título es un homenaje a la excelente serie United States of Tara (que me tiene toda la semana en espera para verla los lunes por Fox Paramount). Se trata de una mujer ama de casa –protagonizada muy acertadamente por Toni Collete– que sufre del trastorno de identidad disociativo. Sobre este último está relacionada esta curioso historia que nos pasó ayer, si la hubiese seguido un psiquiatra [*] seguramente habría sospechado del mismo trastorno :-)

El resumen del historia.

En el Menéame somos muy estrictos controlando el envío y votos con usuarios clones, como así también el astroturfing.   Dedicamos mucho esfuerzo desarrollando el software para que lo detecte automáticamente, y también “horas-persona” controlando y verificando. Somos muy estrictos con esto ya que al principio del menéame empezamos a notar era el truco usado por empresas y redes de blogs para promocionar artificialmente sus envíos. Además de ser una “trampa” nada honesta, es injusta ya que perjudica a los pequeños blogs que no tiene los recursos o tiempo para dedicarse a crear muchas cuentas, reiniciar routers, comentar con “personalidad disociada”… o simplemente que sus principios les impide hacer este tipo de trampas [**]

Digamos que hay un blog XYZ y dos usuarios clones A y B. Hace dos días A hace su segundo envío, ambos del blog XYZ. Casi inmediatamente el usuario B comenta en la misma noticia. El sistema nos avisa de posible astroturfing, vamos a verificar y vemos que:

  • A y B son usuarios clones, usaban el mismo ordenador, el mismo navegador e incluso el mismo perfil (el software del menéame detecta esto, cualquier programador podría encontrarlo rápidamente).
  • B había votado los dos envíos de A a los pocos minutos, para poder hacerlo tuvo que reniciar su router para coger una IP diferente.
  • B también había comentado en los dos envíos de A, por supuesto con opiniones favorables.
  • Un usuario deja un comentario diciendo que es “spam”, el usuario B afirma que el blog es de él y le pide a A que deje de enviar de su blog para que no crean que B hace spam.
  • El email de A es XYZ@gmail.com (el mismo nombre que el blog que B dice ser el autor).

Verificados todos esos datos procedemos a banear el blog temporalmente –un mes– y deshabilitamos al usuario A. Dejamos un comentario en el mismo envío enlazando a las normas y copiando el texto específico:

meneame.net/legal.php#tos
El usuario se abstendrá de crear múltiples cuentas con el fin de promocionar sitios webs, participar en discusiones simulando las opiniones de personas distintas (astroturfing)…

A las pocas horas –ayer– recibimos el siguiente email de queja:

Humillación y baneo injusto a unos usuarios legítimos

Han cometido un error al banear al usuario A por astroturfing, ya que es una persona diferente al usuario que hay detrás de B. Le expongo los hechos, punto por punto:

  • Yo soy B y A es mi hermano.
  • El blog es mío y no quería aparecer en Menéame ya que, como todos sabemos, las visitas que genera son de muy baja calidad (con esto me refiero a esporádicas y con un índice bajísimo de fidelización). Tampoco quería que mis contenidos enriqueciesen a unos pocos listos, cosa que a mi no me pasa al querer ofrecer un blog libre de publicidad.
  • Hace unos días le dije a mi hermano que se registrara en Menéame (craso error, ya que en su lugar debería haberme ido yo) y él quería enviar noticias. Sin embargo, la mayoría de las noticias de sus blogs preferidos ya estaban meneadas y enviaba las de mi blog. En los comentarios de la noticia en cuestión le digo que no menee mis noticias.

Revisen los comentarios y verán que se han equivocado. Sin embargo, sé que no lo reconocerán por vuestro afán de poder y ego desmesurado ¡Qué lástima que no aprendieran nada sobre el abuso de poder en aquella revolución virtual que hubo!

Por último me gustaría hacerle llegar la opinión de mi hermano y que yo comparto: Sois unos auténticos dictadores. Espero que se dignen a responder a estos ex-usuarios que con sus actividades algo habrán contribuido a vuestros cuantiosos ingresos, cosa que dudo de unos tipos de tal catadura moral.

Emails como estos, de clones que niegan ser la misma persona y que contratacan con insultos e incluso amenazas de publicar en blogs, son cosas casi de todos los días. Pero tenía varias cosas que me llamaron la atención y me parecían que tenían chicha para averiguar qué más había:

  • Habla de “baja calidad” y “fidelización” para un blog que tiene sólo dos entradas y que habían sido enviadas al Menéame en menos de 24 horas.
  • Sabía el truco de reiniciar routers para poder votar la noticia de su otro clon. Hablaba del banday –la típica excusa– así que no podía ser un usuario novato ni con intenciones de “arreglarlo”, sino lo contrario.
  • Nos acusa e insulta siguiendo el “patrón habitual” del  que escribirá un apunte comentando lo malos-malosos que somos los del Menéame.

Así decido contestar y enterarme qué o quién estaba por detrás. Recibimos la respuesta, la parte interesante:

Perdóname Sr Gallir por estar de vacaciones en mi casa y hacer uso del ordenador familiar. También perdóneme por no empezar todos mis comentarios con un ¿Sabía que el usuario A es mi hermano?

Le voy a ser sincero, lo del cambio de IP fue precisamente porque creí que podían pensar que estábamos haciendo astroturfing y supongo que no hay medios para saber si verdaderamente hay dos personas. Después pensé que era una paranoia mía y no volvía a hacerlo.

Seguían sin cuadrarme las cosas, el email de su hermano era en realidad el del blog, más los votos y comentarios en ambas noticias desde el mismo perfil del navegador y con pocos minutos de diferencia nos hacían estar casi seguro de que no era toda la historía.

Respondí nuevamente.

El siguiente email aclaraba todo el asunto, o no, pero al menos es un poco más creible:

Le voy a contar toda la verdad para terminar de una vez con esto. El autor es A (mi hermano pequeño) que inició el blog a petición mía para que se introdujera en este mundillo. Me dijo que meneará algún post suyo para darse a conocer, pero yo no podía debido a que no tenía el karma suficiente. Se registró y meneo su primer post. Me dijo que le habían acusado de Spam, y para que no lo masacraran a negativos dije que el blog era mío. No hay astroturfing, sólo un caso muy dudoso (sólo dos post) de Spam. Le cuento esto para que sepa la verdad, ya que no me gusta mentir. Créalo o no, sinceramente me da igual.

Una historia muy curiosa (mi respuesta final), de las tantas que tenemos y que la falta de tiempo, obligada discreción y la LOPD nos impide contar con toda su sofisticada belleza disociada que envidiarían hasta los guionistas de United States of Tara :-)

——

[*] Uno de los admins del Menéame es un reconocido psiquiatra madrileño –un puto crack como profesional, mejor aún como persona–. Muchas veces nos asesora en estos temas, y me parece que muchas veces tampoco encuentra explicación :-)

[**] Este control es lo que más problemas y críticas genera. Muchos de esos apuntes de blog criticando tan ferozmente porque somos unos fascistas dictadores censores, o que no permitimos la promoción de blogs son derivados de las medidas que tomamos cuando detectamos estos abusos con clones. Lo que pasa es que esa parte de la historia no la cuentan, ya nos lo tomamos casi en broma, pero antes me afectaba mucho personalmente.

Concursos, premios que nunca dimos, y conversaciones en Twitter

El tema de los concursos y rankings de blogs nunca me ha gustado demasiado. Hay muchos bien intencionados, pero en general se suele usar como herramienta de promoción. ¿Cuántos son los blogs que no mencionan o enlazan los rankings donde aparecen o los concursos que han ganado?

En Menéame hemos discutido varias veces sobre el tema. A veces, viendo la calidad de algunos blogs y el éxito que tienen en votos o publicadas nos daban ganas de entregarles un premio, por ejemplo obteniendo la lista de blogs más publicados se pueden obtener muchos premios: los más populares, los revelación, los más votados, los que más se envían. No nos costaría casi nada, extraer datos, imprimir unos diplomas y un apunte en el blog. Pero siempre nos echamos atrás,  la siguiente es la lista de los merecidos candidatos de premios que nunca hemos entregado en el último año (las estadísticas son del último año, el número de la derecha es el número de publicadas):

Actualización: @Kurioso se curró unas hojas de cálculo ordenadas por tres parámetros: porcentaje de publicadas, enviadas y publicadas.

Pero la lista es injusta por varios motivos:

  • Los blogs más leídos son en general los más enviados, con las listas de este tipo sólo se realimenta la endogamia (aunque claramente hay blogs nuevos que son revelación, como el de kurioso, aldea irreductible, mimesacojea, dividiendoentrecero…)
  • Hay blogs que escriben con mucha frecuencia, en cambio otros unos pocos al mes por lo que es difícil que puedan estar en el “top” de publicadas (salvo algunas de las “revelaciones”)
  • Hay blogs muy buenos que no se envían o votan (por ejemplo porque sus lectores no conocen Menéame).
  • Hay autores que son usuarios de Menéame, con sus amigos y seguidores, y otros que promocionan ellos mismos (o sus amigos) en otras redes o sitios.
  • Que escriba sobre temáticas que no interesan en Menéame, o que cuando lo hace es un tema del que ya se ha hablado mucho y luego recibe votos de “duplicada” o “cansina”.
  • etc. etc.

Son tantos matices que habría que explicar que para eso es mejor no hacer ninguna lista. Pero aún más problemas. Hacer rankings y dar premios es una buena medida de promocionar el sitio, y aunque al principio lo hagas con buena voluntad una vez superado el límite y comprobado que genera páginas vistas y enlaces es muy difícil resisitir la tentación y volver atrás.

¿Bajan las visitas en verano o vacaciones? creas otro ranking, ¿surge un competidor? creas otros premios, ¿disminuyeron los ingresos publicitarios? inventas unos premios patrocinados, ¿necesitas más ingresos? mezclas noticias con publicidad sin diferenciarlas… y así hasta que te has dado cuenta que has perdido la neutralidad [*] y toda la credibilidad.

[*] Hace poco tiempo, durante el lanzamiento de la Fonera 2, Martín Varsasvky –socio de Menéame– nos pidió contratar publicidad en el Menéame con un pequeño descuento. Le dijimos que no podíamos ya que aunque pague precios de mercado la gente no se lo creería, pondría en dudas nuestra neutralidad. Le pedimos que lo contrate como todos a través de Social Media SL, así lo hizo, y ambos perdimos algo de dinero, pero cuando hay dinero de por medio se debe ser extremadamente cuidadoso.

Tampoco me agrada demasiado el tema de la “promoción 2.0″, antiguamente conocida como “spam”. Una de las técnicas más usadas por las empresas es hacer que hablen de tí y conseguir enlaces, por ejemplo vía virales… o hacer concursos que para participar hay que escribir sobre la empresa que patrocina –y paga– el concurso.

Este último caso me parece la peor de las técnicas SEO-spammer: gastar muy poco dinero en premios “geek” y obtener a cambio muchos apuntes que terminan siendo igual que los patrocinados, pero aún más barato. La regla en Internet es sencilla. Puedes engañar a unos pocos por mucho tiempo, o a todos por poco tiempo. Pero nunca se puede engañar a todos durante mucho tiempo.

Sin embargo este tipo de virales y concursos promocionales se ha vuelto tan común (por ejemplo con los hashtags de Twitter) que hasta la la Asociación de Anunciantes online publicó un estudio para generar un código de conducta.

Esta reflexión me vino de una “conversación” por Twitter que acabó de forma bastante desagradable. No pondré nombres ni enlaces porque con el típico maniqueismo se verá como una pelea entre empresas (será imposible, pero no ayudaré, ni estaré de acuerdo).

Hace pocos días estuve en Gijón, conocí a una persona que trabaja en una empresa relacionada con blogs bastante conocida, me enteré que tenía Twitter y lo agregué inmediatamente (soy bastante conservador agregando gente a mi lista, no quiero repetir mi pésima experiencia con FriendFeed y el autobombo-spam exagerado).

Esta persona puso ayer un enlace para una encuesta sobre un concurso que organizan, como no quieren ser como “otros” –seguramente como el de 20Minutos– afirmaban que querían oír las opiniones de sus lectores y por lo tanto pusieron una encuesta sobre si preferían la “nominación” o la “inscripción”. Aunque no soy amigo de esos concursos de blogs me pareció interesante e incluso voté (aunque luego verifiqué que se puede vitar varias veces, aunque como tampoco pude ver los resultados no sé si se contabilizan correctamente).

Pero hoy pone otro enlace de otro concurso que organizaban. Éste era patrocinado por una empresa –con claras intenciones de promoción–, los premios consistían en tres “ultraportátiles” y para participar había que escribir apuntes hablando de la empresa. Obviamente no estuve de acuerdo, esta fue la conversación después que ví el enlace que pasó por Twitter:

- Yo: ¿No os da ni un mínimo de repeluz esas técnicas SEO-spam “bloguea sobre nosotros para participar en el concurso”?

- Otro: 140 caracteres no son suficientes para explicar un modelo en el que todas las partes ganan, más allá de técnicas SEO.

- Yo: Ganan sólo *tres* partes, pierden credibilidad las demás. Solo una forma de hacer promoción comercial gastando casi nada… después criticamos a las revistas que no separan publicidad con información, esto es lo mismo, o peor :(

- Otro: hay libertad absoluta a la hora valorar. Es lo que debe tener en cuenta una empresa cuando entra en La Conversación.

- Yo: ¿Valorar qué? ¿libertad? ¿la de falsear “La Conversación” [sic] pagando con la participación en un concurso? Malas excusas new age.

- Otro: no son excusas :-)

- Yo: Ah, vale, supongo que la inclusión de palabras grandilocuentes como “libertad” y “La Conversación” en mayúsculas lo dejan claro :roll:

- Otro: ya te dije que hay mil argumentos. De todas formas, gracias por referirte a nosotros después de 7 años, aunq sea para mal.

- Yo: WTF??? Tuiteas el enlace de un concurso de tu empresa, ante la mínima crítica es de *malvados*. OK, ¡es genial! (vaya sensibilidad).

En pocas palabras. Un día afirmo que quiero hacer un concurso de otra forma, con la opinión de los lectores. Al día siguiente hago autobombo de otro concurso con la filosofía contraria. Si se critica al concurso no sólo que no doy argumentos, también uso palabras grandilocuentes como “libertad” y “Conversación”, y si no cuela recurro a la falacia: nunca has hablado bien de nosotros en años, ahora no tienes derecho a criticarnos (y seguramente tienes interés en jodernos).

Lo siento, pero no era nada personal, si no dije nada antes es porque no te seguía en Twitter ni lo que hace tu empresa (ni siquiera sé cuál es tu relación con la misma, lo siento, soy despistado), y fundamentalmente porque no pude callar con algo que me chirría tanto. Supongo que ya está claro que no me agradan los concursos, menos aún los promocionales para generar buzz de terceros que pagan sólo por publicidad y que no se gastan mucho dinero.

Ahora también debo decir que me alucina eso de decir que se está interesado en la opinión de los lectores y escribir “La Conversación” para que a la mínima opinión crítica en una “Conversación” se mande a tomar por culo al interlocutor con las tópicas falacias maniqueas, con lo fácil que era explicar en varios tuits o en un apunte.

¿Lógica? La que convenga en su momento. ¿Conversación? Sí, sólo si eres siempre que vayas de buen rollito y estés de acuerdo con la “ética” de mis negocios.

Disclaimer: Quizás mi manía contra concursos sea excesiva, podría ser resultado de haber tenido un padre ludópata que perdió absolutamente todo por culpa de su adicción.

Día de Internet, donde se “tuitea” sin leer

El miércoles pasado Tomás Andújar me hizo una muy extensa entrevista para publicarla en Diario de Mallorca hoy domingo por el día de Internet. La sacaron a doble página y titulada ´El intercambio libre de archivos no sólo es una evolución lógica, sino imprescindible´. La versión que salió en el papel es una resumida de una hora y media grabada, más media hora adicional de charla. En la página anterior no está completa, falta una parte importante intermedia (imagen) que la pusieron como “relacionada”: ´¿Les van a dar ordenadores a los niños para tratarlos de piratas?´

Durante la entrevista hablamos de muchos temas. Empecé afirmando que el debate sobre la crisis del periodismo es muy interesante. En ella le digo que a diferencia de los “artistas” los periodistas –y salvo algunos grandes grupos que piden subvenciones– no están reclamando a grito pelado que les paguen un cánon para compensar sus pérdidas por la lectura gratis en Internet.

También comenté que el problema que están sufriendo las empresas periódisticas es la consecuencia de  haber criticado durante años a Internet, y ahora se encuentran que cuando la necesitan para evolucionar la publicidad on line está muy devaluada, más allá de límites razonables.

Hablamos sobre otros temas de periodismo y política. Como que una parte importante de los ingresos proviene de la publicidad institucional, que existe un triángulo de intereses alineados entre la política profesional que sólo busca mantener su poder, los medios y los artistas. Mi argumento es que Internet no conviene a los políticos porque es una forma nueva de comunicación, no piramidal, y por lo tanto más difícil de controlar de lo que están acostumbrados: unos pocos medios oficiales y otros pocos privados donde cabe la “negociación” o incluso la presión vía la publicidad institucional –que prostituye al periodismo–. Le comenté que nuestra sociedad es cada vez más diversa y compleja, que Internet representa esa diversidad pero que es capaz de generar grandes consensos, como la opinión generalizada contra la SGAE y el cánon,  o la crítica y enfrentamiento feroz contra el radicalismo del copyright.

También comenté que se unieron el hambre y las ganas de comer. A los grandes medios y a los “artistas” tampoco les interesa que ocurra ello, por lo que es lógico que se vea a los gobiernos, medios y artistas en contra de Internet al que han generalizado como el “sitio de piratas”.

Aunque no salió en el papel por razones de espacio, también comenté que por ahora nuestros políticos y  gobernantes no se preocupan mucho por la “opinión de los internautas”, ya que –según el CIS– el 70% de los ciudadanos siguen informándose por medios tradicionales, y sólo el 30% por Internet. Pero que en algún momento esa relación se invertiría y les sería imposible ganar las elecciones en los mismos términos que ahora. Por eso mismo sus esfuerzos se centran en frenar la expansión vía el TDT, nuevas licencias de TDT de pago –a los medios de siempre–, quitar la publicidad de TVE y hacer que las paguen las “telcos”.

Luego hablamos sobre software libre, los portátiles para los escolares, el cánon, la ministra González Sinde y las pretensiones del cine. Sobre este último comenté (¿Les van a dar ordenadores a los niños para tratarlos de piratas?´) que era una vergüenza que el cine español reciba más de 80 millones de euros en subvenciones, menos de esa cantidad en recaudación de taquilla pero que pretendan más dinero y además se nos trate como a delincuentes.

En algún momento Tomás me dice Pero los autores de películas tienen que cobrar de alguna manera a lo que contesté que no hay una razón ética inamovible, que por qué a ellos y no a otros como los bloggers, o los que ponen sus películas, vídeos y cortos en Internet. Que es discutible, que la inmensa mayoría nos ganamos la vida con el trabajo diario sin pedir que la sociedad nos compense por planes de negocios imposibles. Que en todo caso si eso es lo que se pretende, que los haga funcionarios y que pasen concursos, oposiciones y “fiche” cada día como todo el mundo que cobra directamente de la administración. Pero que en todo caso, si se decide subvencionar la “creación cultural” habría que repensarlo completamente y tomar en cuenta a otros artistas que no son parte del lobby oficial.

Al final, después de casi hora y media, hablamos muy poco del Menéame. Entre otras cosas le comenté las dificultades que tenemos para ganar dinero con la publicidad, que desde enero de 2008 nuestra publicidad AdSense cayó a una tecera parte que el mes anterior  (en 2008 Menéame tuvo perdidas de 6.000 euros) y que poco a poco vamos subiendo con la ayuda de Social Media. Pero que no es nada fácil, cuesta mucho vender la publicidad en Internet —sobre todo si el sitio tiene un nombre como Menéame–, y que pudimos sobrevivir porque no nos creímos del todo lo de la “burbuja 2.0″, por lo que no hicimos grandes expansiones, de hecho ni tenemos oficinas físicas.

Al final de esa charla de las dificultades por las crisis y de los modelos de negocio on line dije de forma irónica –y con muchos gestos–  algo así como: “Es un sitio gratuito, con los mismos problemas de publicidad que los medios digitales, liberamos el sotware que desarrollamos y tenemos casi más lectores que cualquier película de cine español, pero ni se nos pasó por la cabeza reclamar un cánon o subvenciones al gobierno”. Se suponía que era una frase irónica, una auténtica boutade para acabar la extensa y muy seria entrevista.

Por alguna razón que no conozco, o porque captó la ironía, la enviaron al menéame con el sensacionalista título “Menéame lo ve más gente que el cine español, y no vamos reclamando que nos paguen un canon”. No le dí mayor importancia, se sabe que un periódico no pondrá smileys ni etiquetas como </ironía>, suponía que era obvio. Pero me encuentro con un tuit como ésteeste otro que obviamente ni se han leído la entrevista, o tenían apagados sus sensores de ironías (cosas de acostumbrarse demasiado a lo explícito de los smileys).

No sólo eso,  el gran pensador del spam periodismo de izquierdas 2.0 [*] comenta:

esa afirmacion descalifica a quien la dice…y plantea serias dudas sobre su capacidad de raciocinio

No sé, se me hace que no deben coger ninguna ironía, o que les molesta que haya criticado al gobierno y la ministra… o que han pensado que para escribir un tuit también toca reducir las neuronas al mismo número que los caracteres…

Pero no.

Seguramente lo que pasó es que no habían leído la entrevista y se quedaron con el titular… que no era mío, ni del periodista. Pero nadie les privará del regustillo de poner a parir sin necesidad de analizar y criticar sus ideas, sólo el titular corto de un tercero ¿a que sí? Lo im-presionante es que critiquen la capacidad de raciocinio por una entrevista que no han leído.

[*] Ironía, ironía, ironía, :roll: :roll: :roll: :roll:

Dos tazas para ellos… y sindemocracia.net v0.2

abril 20, 2009 8 comentarios

Acabo de verlo en un envío al  Menéame, en la opinión de por qué han eliminado El Pequeño País no se limitan a echar la culpa a la crisis o la caída de la publicidad. El culpable es Internet, y por supuestos los Internautas que están mal acostumbrados a lo gratis. En la línea que cogieron varios medios desde el cambio de política del gobierno respecto al P2P y las descargas por Internet. De la “crisis del periodismo” se pasa a la crisis por culpa de los internautas

Más tazas, decenas de tazas. Ya podemos chillar y decir de todo, no cambiará sólo.

Toda esta movida, los cabreos, las manipulaciones y las campañas mediáticas coincidiendo con la “crisis del periodismo”, más la “broma” de sindemocracia.net me inspiró un proyecto que ya tengo bastante avanzado: recopilar la información y enlaces de agregadores (como Menéame, Barrapunto, etc.), blogs, redes sociales (Twitter, etc.) y medios on-line para presentar una página temática con el resumen y las relaciones entre las noticias más destacadas o comentadas por Internet al estilo de Techmeme [ver referencias al final].

Aproveché esta semana sin clases para programar la parte más dura, coñazo y sujeta a errores (casi me cuesta el divorcio –otra vez–, un día estuve casi 20 horas sin parar, mi mujer se levantó a la mañana, me vió en la misma posición que el mediodía anterior… todavía casi no me habla): recopilar la información referida al P2P, cultura digital, compartición de ficheros… (por ahora de unas 100 fuentes incluyendo Twitter –por eso estuvo más activo allí los últimos días, para ver cómo funcionan los envíos de enlaces y RSSs–, Barrapunto, medios y más de 50 blogs “especializados”), filtrarla, encontrar enlaces relacionados, seleccionar las palabras para los futuros análisis de frecuencia, párrafos candidatos para el resumen,  imágenes –reusaremos lo hecho para el Menéame–, estructurar todo eso y almacenarlo en la base de datos. Ahora mismo estoy en las pruebas de distintos algoritmos para verificar que se puede extraer “meta información” útil.

Los resultados son prometedores y confirman que es posible generar información útil (el tercer gráfico es interesante porque además agrega un parámetro temporal a las noticias, por eso se nota en la diferencia de “profundidad” en el árbol).

Lo estoy programando con Python + Django. Toda la interfaz de los scripts a la base de datos es a través del modelo de datos de Django, por ejemplo lo que estoy usando ahora para estructurar la información:

Así que una vez acabada la parte de análisis y clustering –comenzaré estos días, entre clase y clase– pasarlo a web será una tarea casi trivial –perderemos más tiempo con el diseño que con el “núcleo”–, además es todo cacheable por lo que no necesitará muchos recursos. El sistema sólo necesita unas pocas palabras claves (o una expresión regular) para indicar la “temática” para unas pocas fuentes RSS para luego “aprender” automáticamente.

Al final, si sale según lo previsto nos será muy fácil –ser un subproyecto del Menéame– montar sitios temáticos o categorías con recopilación, organización y enlace a las fuentes originales.

¿Crisis de los medios? más “medios” de información. ¿Crisis de la publicidad? Más sitios muy baratos que se sostendrían muy bien sólo con AdSense. ¿Crisis del periodismo? Más integración de muchas fuentes y usar las diversas “redes sociales”, agregadores y  hasta “twits” para seleccionar noticias temáticas

Pues eso, más tazas, también para ellos.

PS: Bueno, la realidad es que me lo paso DPM programando tonterías, todo lo demás son excusas tontas y oportunistas para poder seguir haciendo lo mismo y pagar la hipoteca :-)

Referencias: Muchas ideas de “arquitectura” las saqué de los papers que describen al Newsblaster de la Universidad de Columbia, luego comprado por Google, actualmente Google News. Recomiendo Tracking and Summarizing on a Daily Basis with Columbia’s Newsblaster y An Investigation of Linguistic Features and Clustering Algorithms for Topical Document Clustering.  Para una visión un poco más general y simple, Frequent Term-Based Text Clustering. Para una revisión completa y muy buena  del estado del arte (especialmente capítulo 16 y 17): Recent Developments in Document Clustering. Para algoritmos implementados en Python y explicados para “tontos”, el imprescindible libro Programming Collective Intelligence, el autor tiene en su blog el enlace para bajarse los códigos de ejemplo (muy útiles además).

Fui nombrado CEO de un emprendimiento muy importante

febrero 9, 2009 32 comentarios

Así es, desde esta tarde mis esfuerzos estarán enfocados en mi nueva actividad de CEO de gallir.wordpress.com.

Es un pequeño paso para mí, pero un gran salto para la web 2.0 española. Agradezco la inspiración por la magnífica idea a los comentaristas de esta espectacular denuncia contra el ElPais.com. También agradezco a Emprededores 2.0 que me ayudó a generar el marco y mapa conceptual. Gracias, gracias.

En los siguientes días me dedicaré a aprender a escribir como un CEO de verdad. No dudo que se generarán muchas sinergias para la generación de nuevas mashups para la puesta en marcha de redes sociales que nos despejarán el camino abierto por twitter para el networking activo y la muerte del papel y periodismo tradicional.

Aviso de copyright: Cualquier enlace hacia mi blog será considerado una violación de mis derechos de autor. Ricardo Galli es marca registrada (en el civil). Si ocurre cualquier violación me reservo el derecho a grabar un vídeo de mi llamada telefónica. También me reservo el derecho a borrarlo.

Contacto: Tengo un Máster en Chirripiflautas Sociales y Networking Sinergético de la Puenting University, tengo perfil en Facebook, Friendfeed, Linkedin, Menéame, Digg, Last.fm, Jaiku, Slashdot, Flickr, Yahoo, Google, Dopplr, Twitter, etc. Tengo experiencia en programación de Internet Explorer y Nokia N95.  Puedo dar conferencias de cualquier tema en cualquier evento. Contactad con mi secretaria ejecutiva a gallir[en]gmail.com.

Categorías:blogs, internet

Si Cipolla fuese blogger

noviembre 29, 2008 29 comentarios
Del Teorema de Cipolla

Del Teorema de Cipolla

El teorema de Cipolla define a los inteligentes, cabrones, incautos e imbéciles y su estructura fractal. En esta época de las simplificaciones y generalizaciones dospuntoceristas, ese teorema ya es muy complejo de explicar, lo que hace que nuestras nuevas generaciones 2.0 no puedan captar la profundidad del mismo. Creo que si Cipolla viviese y tuviese un blog como el mío habría tenido el nivel de lobotomía para escribir lo que viene a continuación.

Propongo una adaptación más simple del Teorema de Cipolla actualizado a los materiales fundamentales nuestra civilización Internet: obras, humo, fuego. Con esos simples conceptos se pueden explicar claramente conceptos tan cultos como sofisticados: incautos, sosos, cantamañanas, pirómanos, estúpidos, palmeros e imbéciles.

Una persona ideal sería aquella que sólo produce, realiza y vende obras. Estas obras son un aporte real, tangible y que perduran con el tiempo.

Existen personas que sólo producen y venden humo. El humo enriquece al que lo vende –su coste de producción es ínfimo–, pero no es material, no deja nada tangible ni perdurable, salvo un color negruzco y olor ocre de aquellas cosas que toca. Pero con el tiempo el humo desaparece y no deja rastro alguno.

Por otro lado están los que sólo se dedican a destruir, son los que hacen fuego. El fuego a veces sirve para despejar el humo, pero a veces ayuda a producirlo. Lo peor del fuego es que destruye a las cosas, que sin la intervención del fuego hubiesen perdurado mucho más. Por eso es más destructivo que constructivo.

Aunque lo ideal es que todos produzcamos obras perdurables, somos humanos. Cipolla los hubiese llamado incautos, seguramente un gurú de la modernidad les llamaría Sosos 2.0. La pureza no es posible, ni recomendable para una vida plena y divertida (como diría un gurú autor de libros de autoayuda que se encuentran y venden como rosquillas en la T4 de Barajas).

Así casi todos los humanos producimos, hacemos humo y de vez en cuando encendemos fuegos. ¿Quién no es un poco fantasma? ¿A quién no le gusta un poco de “fumeque”? ¿A quién no le gusta seducir con el poder cautivador de un buen “humo”? ¿A quién no le gusta hacer un poco de fuego para calentarse las manos o para eliminar el humo y sus olores? ¿A quién no le seduce el movimiento cautivador de las llamas?

La mayoría somos imperfectos, la inteligencia reside en saber hacer cosas y sólo producir las dosis precisas de humo –para cautivar y seducir a los demás–  y fuego –para dejarnos cautivar por su vistosidad y calor–.

Cuando la única intención e alguien es cautivar con el humo, decimos que es un… vendedor de humos. O un cantamañanas. Hay muchas de estas personas, en general son tan cautivadoras como embaucadoras. Sus obras duran lo que dura el humo, pero en general son poco peligrosos. Con un poco de “buen fuego” despejamos el humo, el resto desaparece y nos olvidamos al poco tiempo.

Lo malo es cuando alguien se dedica sólo a encender fuegos destructivos. Algunos lo hacen adrede para destruir, algunos llaman a este tipo de personas hijos de puta con mucho tiempo libre. Para guardar las formas, no ofender a la madre de nadie y usar una terminología más adecuada con nuestros tiempos les llamaría Pirómanos 2.0.

Otros en cambios lo hacen con buenas intenciones: despejar el humo. Pero de tanta obsesión por encender fuegos al final terminan creando más confusión, humo, destrucción de obras y daños colaterales a personas inocentes. No sé cómo llamarlos, es complicado, un Cipolla blogger les hubiese llamado Estúpidos 2.0.

Al final todos terminamos aprendiendo a reconocer a  cada personaje. En general una buena persona hace obras, se divierte de vez en cuando con el humo y a veces usa el fuego adecuadamente, o simplemente porque necesita evadirse y que las llamas lo cautiven. A los vendedores de humos se los identifica al poco tiempo, así muchos no vuelven a comprarlo, sin embargo las buenas personas se apuntan a veces a divertirse un poco con el humo.

Los más difíciles de controlar son los pirómanos 2.0 y los estúpidos 2.0, pero las net-civilizaciones –como diría un  gurú blogocósico– aprenden a convivir con ellos sacando provecho de que ayudan a eliminar humo y minimizando los daños colaterales. Pero a veces el fuego se hace incontrolable debido a que hay mucha gente que colabora y anima a que se agregue más leña al fuego. Es esa gente que pasa parte importante de su juventud disfrutando del poder destructivo como cautivador de ese plasma inmaterial y colorido. Son esos que pasan mucho tiempo danzando, cantando y bailando alrededor del fuego, adorando y bendiciendo a los dioses que fueron capaces de crearlo. Dicen que el estribillo más repetido entre sus cánticos es tú si que te atreves a decir la verdad, maestro.

Estas danzas del fuego tienen además un efecto colateral que lo empeora. Un buen fuego necesita de buena madera –dura y seca– para que no se produzca más humo. Pero alimentar ese fuego que mantiene a multitudes embelezadas se le agrega madera verde y cualquier otra material combustible, que generan mucho humo. Este humo divierte aún más a esos danzarines del fuego y fortalece el poder cautivador de los pirómanos, los modernos Hefesto 2.0.

Tampoco sé cómo llamarles a estas personas dando vueltas, aplaudiendo y cantando alrededor fuego. Algunos dicen que son palmeros, pero aqui se activa mi escepticismo porque algunos pirómanos acusan que de vendedores de humos a esos que dicen palmeros. Para mantener mis habituales buenas formas, independencia y credibilidad intelectual, como así también para respetar al maestro Cipolla, le llamaré Imbéciles 2.0.

Los imbéciles 2.0 en realidad no hacen daño por sí mismos, pero sí que prestan su colaboración a que los pirómanos 2.0 y estúpidos 2.0 se sientan animados que el escaso esfuerzo por producir fuego les genere tan inesperada fama y tratamiento de dioses.

Pero lo peor de todo es que una proporción importante de esos bailarines y adoradores de dioses se convertirán luego en pirómanos 3.0. El resto sencillamente habrá perdido su capacidad crítica y de escepticismo, la exposición temprana y por tanto tiempo al calor y el humo suele producir daños cerebrales irreversibles.

Disclaimer: Durante el desarrollo de este apunte no se ha dañado, insultado, ni desacreditado a ningún blogger. No conocí de nada a Cipolla ni tengo relación o intereses comerciales con su teorema. Por mi condición de blogger-no-escritor tengo relación con otros muchos bloggers, aunque creo que sólo mantengo relaciones con aquellos que considero buenas personas –con sus obras y aderezos razonables de humo y fuego– no pondría la mano en el fuego (no pun intended) por ningún bluguero [Casciari dixit], lo mismo es aplicable a mí. Leyendo los clasificados de cualquier periódico conservador-católico se puede comprobar que en este país hay muchas putas –y putos– por lo que deben existir muchos hijos de putas –y putos–, aunque no me atrevería a mesurar el tiempo libre de que disponen. Este apunte ha sido escrito con electrones reciclables. Para escribirlo se emitieron 85 gramos de CO2, para compensarlo hoy reduciré la velocidad media de conducción de mi coche Diesel de bajas emisiones y filtro de partículas. Qué majo soy.

El triste cierre de MobuzzTV

noviembre 26, 2008 94 comentarios

Me enteré por la prensa, y me gustó el comentario de Eduardo Arcos (acabo de ver también el “entristecido” apunte de Martín Varsavsky). Siento mucho que hayamos perdido un proyecto español, en España, fundado y liderado por un norteamericano con un equipo de buenos profesionales todos ellos “de aquí” pero con una proyección internacional. Lo siento aún más por Anil, al que conozco poco pero me cae muy bien y al que siempre le dije que con los gastos mensuales y las dificultades para conseguir la financiación yo no podría ni comer. Sin embargo él seguía con toda la ilusión, además consiguiendo financiación extranjera.

Lo siento mucho, con la necesidad que tenemos de “start ups” y emprendimientos locales me da mucha pena que caiga cualquier proyecto de este tipo en España, no me alegra nada ni aunque sea el proyecto de la persona que más tirria tenga. No sobran proyectos, así que entristece, aún más si conoces a los involucrados.

No iba a escribir todo esto. Pero resulta que primero recibo un pingback, y luego un comentario del mismo blogger que no entendí nada:

disculpa que me desvie del tema pero tú como Alonso, Dans, Varsavsky y otros, con vuestro posicionamiento en el caso Mobuzz, tenéis una gran responsabilidad, muchos jóvenes en la Red con espíritu emprendedor siguen vuestras indicaciones y, por tanto, tenéis que analizar con objetividad lo que ha pasado y explicarlo, a lo mejor tenéis que realizar una autocrítica y aceptar críticas. Es vuestro reto inmediato porque la frontera entre un gurú y un charlatán es muy frágil.
Os invito a leer mi entrada y abrir un debate sobre el tema.
http://www.rizomatica.net/gurus-y-charlatanes-en-la-red/

Supongo que esto debe ser por mi pequeño apunte Salvar a MobuzzTV, o para atraer visitas.  Porque además de ese apunte donde cuento hasta los detalles de cómo me enteré, no volví a escribir –ni saber– nada de Mobuzz. Absolutamente nada, hasta que escuché lo que explicaba en el EBE08.

Así que no entiendo qué debo explicar, por qué eso de “charlatanes” o la “falta de claridad” de los cuatro gatos que hemos intentado ayudar y dar ánimos.

¿No me cree lo que conté? lo siento, no llevé notario, pero es fácil de verificar que no tengo absolutamente ninguna relación con MobuzzTV salvo la de haber compartido algunos cigarrilos y copas con Anil en alguna discoteca [*]. ¿Que no debería haberlo dicho? No pude evitarlo, pero fui honesto y puse el disclaimer correspondiente para que quede clara la relación. ¿Le parece mal que haya intentado poner los dos céntimos para ayudar a un proyecto que me parece interesante y de una persona que conozco? Lo siento, no suelo hablar de las empresas de amigos, pero este era un caso extremo y me había entristecido mucho la situación.

Esa es la explicación completa y veraz que puedo dar. Pero el problema es otro, más general y que generó mucho debate y críticas en la blogocosa. Me abstuve de dar mi opinión, pero ahora con la mala noticia ya definitiva no puedo aguantar callarme ante algunas barbaridades que se han escrito.

Esta es una sociedad o cultura que si pones en marcha algo muchos te criticarán ferozmente y se alegrará si te va mal. Un país en el que si eres honesto, cuentas tus problemas y pides una pequeña ayuda para seguir ofreciendo un producto gratis –además dando ejemplo con una licencia Creative Common– algunos te ayudarán, pero muchos sólo se dedicarán a criticar, no sólo a la empresa, sino también a sus amigos o los que hayan intentado ayudarte. Otros te dirán que estaba claro que no funcionaría un sistema con ingresos sólo de publicidad, pero si hubieses intentado cobrar te hubiesen acusado de no entender la realidad de Internet al mismo tiempo que buscan los vídeos en rapidshare.

Parece que la preocupación del comentario anterior es por los “jóvenes emprendedores” que según éste “siguen nuestras indicaciones”. No debe ser verdad –no soy un emprendedor de los de verdad– , y aunque yo suelo dar indicaciones a nadie de cómo llevar su negocio –porque yo tampoco lo sé– esta vez daré unos pequeños consejos:

Estimado joven emprendedor, si piensas montar una “start up” en España tendrás primero problemas de financiación, esto no es Silicon Valley, a menos que seas amigo, pariente, cuñado o enchufado de consejeros de bancos o grandes empresas. Si no lo eres deberías hacer algo que no requiera grandes inversiones ni tengas gastos fijos importantes –quizás debas trabajar sin cobrar durante años–. Sí, ya sé, eso limita mucho lo que puedes hacer, pero si lo necesitas deberías buscar financiación en el exterior.

Pero en realidad cualquiera de las opciones anteriores es mucho más fácil de lo que te vendrá luego si tu proyecto se hace más o menos conocido.

Al contrario de lo que ocurre en EEUU o países de otras culturas, aquí no vendrán a intentar ayudar o hacer críticas constructivas, sino a buscar la forma de joderte. Te criticarán ferozmente, en general sin razones, o por las más peregrinas como que ellos no lo hubiesen hecho así, y nunca te consultarán o intentarán saber qué está pasando.

Los otros… pues nada, que hablen de tí aunque sea bien. Luego de un tiempo te dejarán en paz y se meterán con otros. En ese momento podrás empezar a relajarte y disfrutar de haberlo hecho… o de haberlo intentado. El tiempo te dará la razón, incluso te mencionarán y recordarán en libros pagados por una fundación de alguna operadora, especialmente si acabas trabajando fuera el país (está bien eso, es como los homenajes a los muertos, pero cuando todavía vives).

Luego, si esas críticas no te afectan el negocio se meterán contigo y te buscarán secretos y pecados privados por todos lados –o se los inventan–, así que es mejor que tengas un pasado y un presente inmaculado. Si más tarde tienes problemas financieros los críticos se relamerán y escribirán “ya lo habíamos dicho que no tenían modelo de negocio”, o “¿cómo pretendían hacer negocio con esos gastos?” aunque no tengan idea de cuánto cuesta poner en marcha el proyecto y no hayan puesto un duro para financiarte.

Estimado emprendedor, posiblemente el proyecto no pueda continuar y tengas que cerrar dejando en la calle a gente que ya es tu amiga, a veces como la familia. Posiblemente haya habido errores tuyos y otros circunstanciales, pero son naturales cuando se hace algo que no está probado previamente. Los que te financiaron lo entenderán perfectamente, ya que así funciona, es la dificultad y riesgo de poner en marcha y financiar negocios, sobre todos proyectos novedodos. Pero muchos de esos que quizás disfrutaban gratis de tus productos y que ni siquiera han puesto un euro cuando has pedido donaciones te acusarán, te tratarán casi como un estafador o mentiroso.

Pero eso no es todo, avisa a tus amigos que tampoco intenten ayudarte, lo más probable es que le pidan explicaciones incluso a ellos.

Seguramente si el mismo proyecto fuese de Google, Apple u otra empresa extranjera que hace exactamente lo mismo y además informa que pierden 50.000 euros al mes, tus más feroces críticos aplaudirían animadísimos porque “este país atrae inversiones y proyectos y además 50.000 euros al mes de gastos no es nada para un proyecto de esas características”. Es raro, pero lo he visto varias veces. He visto incluso cosas más raras, que los “listillos” y “cantamañanas” sean felicitados o tomados como ejemplos –¿será por eso que que la política es mejor negocio con menos riesgo?–

Todo esto es lo que suele pasar, joven emprendedor.

Seguramente lo anterior influye en que haya pocas “start ups”, o quizás es la inversa, no lo sé. Prepárate, que no te afecte personalmente, les pasa a casi todos y ánimos con lo que hagas. Si eres honesto y te esfuerzas tendrás el apoyo de mucha gente que deseará que te vaya bien y reconocerá tus méritos y esfuerzos aunque no lo explique cada día en el blog.

Anil, ánimo, tú sabes esas cosas mejor que yo. Seguramente lo intentarás de nuevo, pero no cambies de país :-)

Disclaimer: no tengo nada de información de MobuzzTV o Anil desde el EBE08 donde escuché parte de sus explicaciones públicas y luego ví el vídeo en caspa.tv. Tampoco volví a hablar con EDans o Varsavsky. Así que cabe la posibilidad que peque de incauto o desinformado.

[*] Una anécdota muy divertida que tuve con Anil cuando le conocí personalmente, estábamos en Menorca hace casi dos años. Casi todo el mundo estaba con chicas, parejas o mujeres, menos Benjamí, Anil y yo. Además nos habíamos quedado sin tabaco y no conseguíamos en la zona del puerto de Maó. Nos reíamos de nuestra propia “desgracia”. Al final hicimos los 40 km a la discoteca –en un pueblo muy pequeño– sin tabaco. Cuando llegamos me acerco casi corriendo a la entrada donde estaba el que cobraba y un guardia jurado. Les pregunto se había máquina de tabaco, me dicen que sí había una máquina adentro. Me doy vuelta emocionado y le grito a Anil: “Anil, follar no follaremos, pero fumar, vaya si fumaremos”. Hasta el guardia jurado se acercó riendo para felicitarme por la frase. Lo que no recuerdo es si nos dejaron pasar sin pagar.

Categorías:blogs, internet, personal Etiquetas:

No soy escritor

noviembre 18, 2008 14 comentarios

Como comentaba en el apunte anterior, Hernán dió una magnifica conferencia para cerrar el EBE08. Su tesis fundamental es que no tiene sentido llamar “blogger” o “bloguero” –y que por lo tanto con el tiempo desaparecerá– ya que es llamar al “oficio” con el nombre de la herramienta.

Nunca, en todo ese tiempo, a nadie se le ocurrió bautizarme cuadernero, ni pizarronero, ni carpetero, ni olivetero, ni wordperfectero, ni impresor de chorretero.

Tiene razón, pero hay un matiz importante, no creo que todos los que escriban en blogs sean escritores.

Yo escribo en un blog, pero nunca he pretendido ser “escritor”, de hecho nunca quise serlo. En todos mis estudios me ponían de muy mala leche, me parecían una pérdida de tiempo, las asignaturas de “letras”. No soportaba tener que escribir las redacciones que nos pedían, como tampoco los estudios de las estructuras del lenguaje o las obras literarias.

Y aquí estoy, escribiendo primero en un weblog colectivo desde 1998 y en mi blog desde 2004 (además hablando mucho de temas éticos-filosóficos, cuando una de las asignaturas que menos me gustó en mis estudios universitarios fue la anual de Filosofía).

No sé si es por cambios de la edad o algo inherente de estas herramientas. Escribo apasionadamente cuando nunca tuve la pasión, deseos, o el mínimo interés por dedicarme a escribir. Así que no me atrevería a llamarme escritor, es demasiado, a menos que el “formato blog” haya bajado las estándares en este sentido.

Categorías:blogs, personal Etiquetas: , , ,

Surrealismos y coincidencias

noviembre 16, 2008 13 comentarios

Acabo de llegar a cada del EBE08 agotadísimo, no he parado de hablar –perdón a las víctimas–, ni de beber cervezas –me dí cuenta que los blogs provocan menos dolores de cabeza que los beers–, ni de reirme durante mucho tiempo del cierre divertidísimo visionario y emotivo del puto crack.

El sábado durante la comida tuve una ración de surrealismo impresionante que me contó Emilio Márquez. Conociendo un poco a Emilio no le creía ni una palabra, es que además era demasiado increíble para una mente normalita como la mía. Pero luego llamó a su mujer que nos confirmó la historia. Prometo que les dije “salgo a fuera a fumar un cigarrillo, necesito recuperarme del impacto”. No puedo contar en el blog la historia, es personal y Emilio no me autorizó. Pero además de surrealista, la estatura humana –que no física– de este hombre se elevó varios metros sobre todos nosotros.

También hubo bastante de surrealismo en la mesa redonda que participé (con sus merecidas críticas). Muchos me preguntaban cómo es que habían logrado “robarme el protagonismo”. Es que venía de poco antes de la mesa, como algunas cosas que escuché  durante la breve discusión de coordinación previa –“los bloggers están menos sujetos al Código Penal que un periodista [...] la mayoría de los bloggers piensan que hacen periodismo”–, así que estaba en una especie de trance por el surrealismo de toda la situación. Me costó un poco recuperarme, aunque creo que me/nos es útil conocer otras percepciones de la blogocosa, aunque sean tan “radicales”.

Durante la mesa redonda opiné que en realidad la influencia de los blogs es ínfima –si es que hay alguna–, sólo que a veces tenemos la suerte de que los que son realmente influyentes y/o toman decisiones leen nuestros apuntes. Comenté el ejemplo de mi apunte anterior sobre el tema de las regulación informática y dije que si tuvo alguna influencia real es porque una diputada que estaba en la comisión de sociedad de la información lo leyó y quizás sirvió para el debate. Cuando terminó la mesa se me acerca una señora rubia atractiva que me dice “Ricardo, yo soy esa diputada”. Lo último que me esperaba en ese momento.

Luego pude conocer personalmente y hablar durante varios minutos con Rosa J. C. a la que critiqué antes. Aunque le reafirmé mis críticas –las “aceptó”– me cayó muy bien. Quizás es que lo mío fue exagerado, las cosas siempre son algo intermedio entre las visiones de los dos extremos, o es que ella es una encantadora de serpientes.

Pero lo más curioso me sucedió en el aeropuerto de Sevilla esperando para embarcar en el vuelo a Palma.

Estábamos en un bar de la zona de embarque con José L. Orihuela –luego se unió Jose del Moral–. Yo estaba tomando un café y leyendo el periódico ya casi desvanecido del cansancio cuando se nos acerca un guiri que en inglés me pregunta si yo soy Galli, que me había visto en la mesa redonda y sabía algo del Menéame (que casualmente a veces usamos los servicios el Amazon EC2). Le dijimos que se siente con nosotros. Nos cuenta que es “evangelista” en Europa de los servicios web de Amazon, que ahora se quería centrar en el mercado español y que había venido el EBE para ver qué se cocía en España (dijo que le gustó mucho, muy bien organizada, que era mucho mejor y más abierta que otras conferencias similares en las que había estado).

Durante la conversación el tío me sonaba mucho, hasta que le pregunté si él era el autor de un apunte que había leído meses atrás donde contaba cómo había hecho para que Amazon le contratase. Sí, era él, además iba en mi mismo vuelo hacia Palma para luego tomar otro vuelo desde allí hacia Alemania.

Allí no acaban las coincidencias.

Durante la conversación me pregunta si tenía sentido venir a Mallorca a explicar los servicios de Amazon. Le explico que está el Parc Bit, con muchas empresas tecnológicas y que seguramente les interesará. Me pide que le busque algún contacto del Parc Bit. Yo le pregunto qué hacía en Luxemburgo, cuando podría estar mejor con el buen tiempo de Mallorca y ademaś conectado con vuelos directos a las mayores ciudades de Europa –como “evangelista” está continuamente viajando–. Me dice “me encantaría, deberías pedir a algún político de Mallorca que contacte con mi jefe de Amazon y les meta presión”… treinta segundos después veo en la cola del embarque a mi amigo Jaume Sureda y su mujer la alcaldesa de Palma, que les había tocado justo la fila de asientos anterior a la mía. Tres minutos después la alcaldesa ya tenía una leve idea, nosotros su correo electrónico y los pasajeros de alrededor una rabia contenida por las molestias y bloqueo que ocasionamos.

Nada, que alucinaba, me quedé dormido profundamente en el avión, me desperté cuando las ruedas golpearon la pista en Palma. Espero no haber roncado.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 461 seguidores